Bellamirada o sa Miranda

El camino que pasa por delante de Can Feliu sube hacia un collado donde está el cruce que, hacia la izquierda, conduce a un punto estratégico, nombrado Bellamirada o sa Miranda, donde está el principal observatorio del parque natural. A él sólo se puede acceder mediante un permiso concedido por el Servei d´Interpretació del Parc, situado en el puerto. Allí nos informarán de los horarios de visita de esta zona.

El camino que desde el cruce avanza más hacia el nordeste es el que llega a s’Olla. Antes, nos introduciremos entre espesos pinares, por la región llamada es Burrí, y pasamos cerca de un horno de cal, el mayor de Cabrera, situado a la derecha del camino. La pared exterior sobresale en la parte de poniente, la más alta, más de 2 metros y medio de altura. La boca, orientada a levante, se encuentra deteriorada y en parte destruida. La cal que se extraía de este horno, y de los otros cuatro que existen en la isla, era transportada a Mallorca para su venta.

Por los alrededores también encontramos dos sitges o carboneras. La primera se sitúa a la derecha del camino de s’Olla y consta de perímetro de piedras encadenadas. La segunda sitja también se sitúa a la derecha del camino de s’Olla, por un sendero propio, que sale después del horno de cal, y es la mayor de Cabrera, con 10’25 metros de diámetro. Separada, hacia el nordeste, hay restos de la barraca de carbonero.

Desde esta cima se puede disfrutar de una inmejorable panorámica del puerto y de gran parte de Cabrera, como l´illa des Fonoll, la Cova Blava, etc.