Cal Poeta Colom

Volvemos a la calle de Sant Pere Nolasc, en dirección a la Portella, y nos metemos en la primera calle a la izquierda, la calle Zanglada. En el nº 4 se encuentra Cal Poeta Colom.

En 1576 esta casa era de Pere-Ramon Safortesa y se valoró en 1.100 libras. A partir del siglo XVII perteneció a los Fontirroig y en el siglo XIX fue adquirida por la familia Crespí de Garau, cuyos miembros destacaron como notarios. El Archiduque Luís Salvador la denomina Can Garau, “con columnas de mármol estriadas, de sección cuadrada, que aumenta desde la base al capitel”. A finales del siglo XIX heredó la casa el doctor Jordi Andreu Crespí de Garau, y fue conocida con el nombre de Cal Doctor Andreu. En 1933 la adquirió el poeta de Sóller Guillem Colom i Ferrà, y la convirtió en su residencia. El casal sufrió varias reformas, una a finales del siglo XVIII, otra en 1936 y la última recientemente. El portal es de arco de medio punto, con balcones con hierro forjado, en la planta noble. En la reforma realizada a finales del siglo XVIII, el patio adoptó la tipología actual, que combina la tradición local con la estética del barroco francés, marcadamente clasicista. Es singular por el uso de estípites como pilar, de forma piramidal invertida y de color rojizo; de fuste estriado y base diferenciada, de sección cuadrada. Las cubiertas son envigadas y las arcos rebajados, ornamentados con finas molduras. El patio tiene también una interesante aportación de hierro fraguado, tanto en la barandilla de la escalera como en el hierro del brocal de la cisterna.