Can Catlar del Llorer

Mirando hacia la fachada de la Iglesia de Sant Francesc, cogemos la calle de la izquierda, de Can Troncoso. La recorremos hasta el final y nos metemos por la primera calle a la izquierda, de Can Savellà donde en el número 15 nos encontraremos Can Catlar del Llorer.

Es una de las casas medievales de la ciudad. Fue propiedad de los Armadans, del canónigo Joanot Soldevila, y de una línea segunda de la familia Descatlar. Presenta una combinación de elementos góticos con otros posteriores. El patio conserva muchos detalles originales: distribución del espacio, arcos y pilares, escalera y empedrado del suelo. Con motivo de unas obras de reforma, se encontró en la pared de una de las salas un fragmento de la decoración mural de finales del siglo XIII realizada con técnica mudéjar que representa escenas cortesanas (actualmente se conserva en el Museo de Mallorca).