Can Oleza

Retrocederemos por la calle Sol, girando en la calle Pont i Vich hasta la bifurcación con la calle Puresa. Giramos a la derecha y en la siguiente esquina volvemos a girar a la derecha por la calle Morey. El casal se sitúa en el número 9.

Esta calle aloja también varias ventanas renacentistas pero recomendamos una parada en el casal de Can Oleza, cuya fachada fue realizada en el siglo XVI cuando todavía era propiedad de la familia Descós. Dicha fachada presenta la tradicional división en tres plantas y muestra una rica ornamentación renacentista, que se señala bajo la influencia estilística de Joan de Salas. El portal principal es de arco de medio punto adovelado y está situado asimétricamente en relación con el conjunto de la fachada. Las ventanas de la planta baja tienen columnas renacentistas, con anilla en el tercio inferior, y sobre ellas podemos observar medallones que contienen el escudo heráldico de los primeros propietarios, los Descós — con un poco de atención se puede distinguir un oso con una flor de lis- flanqueados por grifos y otros seres fantásticos. Las ventanas de la planta noble presentan mayores dimensiones que las ubicadas en la planta baja. Sobre ellas encontramos un arco decorativo en forma de pechina. El desván se articula mediante una secuencia de arcos conopiales.