Capilla subterránea de la Cova de Santa Agnès

Para llegar a este lugar, tomaremos la carretera desde la ciudad de Eivissa a Sant Antoni de Portmany, la C-731. Llegaremos al municipio de Sant Antoni y tomaremos la salida en dirección hacia Cala Salada. A un kilómetro y medio aproximadamente se llega a una colina donde se encuentra la capilla subterránea de Santa Agnès.

Es una cripta que se descubrió en 1907 a raíz de una exploración de la cueva en la que se encuentra. Es de origen paleocristiano, pero fue ocupada y reutilizada a lo largo de las diferentes épocas. Se sabe que fue utilizada en época musulmana, gracias a que en las excavaciones se hallaron varias piezas de cerámica islámica de época califal. Cabe destacar varias ollas y jarras, que presentan similitudes con las encontradas bajo los cimientos de la Catedral.

Presenta una estructura de iglesia catacumbaria que conserva el altar, dos bancos adosados y un bello arco de rajuela. La primitiva entrada del recinto quedó cegada (tapada) por los desprendimientos. El abate Breuil visitó la cripta durante su excavación y dedujo que se trataba de una iglesia anterior a la dominación musulmana, arruinada en esa época y reutilizada como vertedero, de ahí todos los restos cerámicos encontrados.