Casa de la Almoina

Empezaremos la ruta por la Casa de l’Almoina situada al fondo de la fachada de l’Almoina de la Catedral (lado izquierdo exterior), situada perpendicularmente al muro lateral del templo. Constituye la entrada a las visitas de la sede catedralicia.

El nombre proviene de las limosnas que allí se repartían a los pobres tras la misa. En la fachada destacan el portal de ingreso, ojival y dovelado, y los arcos conopiales de la primera planta. Sobre la dovela central del portal se encuentra un relieve en la peana del balcón, el cual presenta la fecha de 1529. Constituye una muestra del gótico civil mallorquín tardío, que ya presenta elementos de transición al renacimiento, como la simetría arquitectónica.