Casa de l’Almoina

Empezaremos la ruta por la Casa de l’Almoina levantada al fondo de la fachada de l’Almoina de la Catedral (lado izquierdo exterior), situada perpendicularmente al muro lateral del templo. Constituye la entrada turística a la sede catedralicia.

La palabra “Almoina” significa limosna; el nombre de la casa hace referencia a la tradición de lanzar monedas a los pobres que mendigaban en la vecina puerta del templo. La Casa de l’Almoina es una obra de transición al renacimiento, como muestra la simetría arquitectónica y decorativa de la fachada. La planta noble todavía conserva un artesonado policromado de estilo renacentista. El relieve de la peana del balcón, sobre la dovela central del portal, presenta la fecha de 1529. Del Museo Catedralicio podemos destacar la Custodia Mayor, del siglo XVI, obra de Josep Nicolau.