Casal Balaguer

Volvemos a la plaza de las Tortugas y seguimos recto por la calle Unió, donde en el nº 3 está el Casal Balaguer.

También conocido con los nombres de cal Marqués del Reguer y can Blanes, en el siglo XVI perteneció a la familia Sanglada, que entroncó el siglo XVIII con los Amar de Montaner (marqueses del Reguer). Mateu Gual-Sanglada promovió una reforma, antes de 1730. Después de un pleito, se instalaron los marqueses del Reguer. El segundo marqués del Reguer, Josep Amar de Montaner y Sanglada, fallecido en 1775, patrocinó otra reforma de la casa. Doña Isabel Amar de Montaner, esposa del conde de San Simón, aportó al matrimonio esta casa. A mediados del siglo XIX Jordi de San Simón i Montaner, propietario entonces, vendió el casal a Antoni Blanes, comerciante originario de Artà que hizo gran fortuna en América. Los Blanes reformaron de nuevo el edificio, cegando dos tramos del patio, que era de los grandes de la ciudad. En el siglo XX pasa a ser del músico Josep Balaguer, quien lo legó al Ayuntamiento para convertirse en la sede del Círculo de Bellas Artes de Mallorca.

El portal está formado por un gran arco de medio punto. Originalmente, había también dos portales rebajados que comunicaban con el patio, hoy ocupados por comercios. El zaguán está cubierto con artesonado. Los arcos laterales aparecen cegados y, muestran las columnas y los capiteles de tradición jónica embutidos en los muros; presentan los restos de los escudos, que fueran borrados. A continuación, un gran arco rebajado comunica con el patio abierto, con suelo adoquinado. Tras el patio, se extiende otro tramo cubierto con artesonado, desde donde arranca la escalera de tres tramos.