Castillo de Bendinat

Se encuentra situado al lado de la autopista Palma-Palmanova, a mano derecha yendo en sentido hacia Palma. Se halla justo al final del único tramo de ascenso pronunciado de la autopista, que se inicia a partir del puente del desvío hacia Portals Nous y Costa d´en Blanes. No obstante, se accede a él a través de la carretera vieja, pasando Palmanova en dirección a Palma, en la parte izquierda de la carretera. Es fácil de distinguir gracias a que el camino está flanqueado por sendas hileras de pinos. Su acceso es restringido, ya que la finca pertenece a una fundación privada, pero la visita es factible previa solicitud del permiso correspondiente.

La posesión es muy antigua, ya existente en época islámica (aunque el actual castillo es de estilo neogótico y no conserva restos de épocas anteriores, mandado construir por el marqués de la Romana), y está relacionada con una de las leyendas más famosas sobre la conquista: su nombre se debe al hecho de que allí pararon las tropas para almorzar, camino de la ciudad, pero ante la escasez de comida sólo pudieron proveerse de una cabeza de ajos y, al acabar, el rey afirmó: “Ben dinat”. Sin embargo, en realidad se trata de un topónimo de origen islámico (“Bendinex”, el hijo de Dinex), catalanizado.