Catedral de Mallorca

Iremos a la derecha hacia la calle de l’Estudi General Lul·lià y giraremos a la izquierda, aproximadamente a unos 100 metros, hasta llegar a la calle del Palau Reial. En este punto giramos a la izquierda y a unos 60 metros a la izquierda está la Catedral.

En la fachada principal o de la Almudaina, hacia la mitad del alzado, a la izquierda, destaca la escultura de Guillem Galmés que representa a Ramón Llull (1878). Le siguen las de San Pedro, San Pablo y Santa Catalina Thomàs. En la parte del Mirador hay grabados dos grafitos del Árbol de la Ciencia luliano. Ya en el interior, la representación más destacada de Llull la constituye una pintura de Guillem Mesquida (s. XVIII), en la capilla de la Puríssima Concepció (primera del lateral izquierdo). En la siguiente, dedicada a Sant Sebastià hallamos una estatua de Ramón Llull, obra de Juan Muntaner (s. XVIII).

Asimismo, cabe indicar que en la capilla del Sagrat Cor de Jesús (segunda del lateral derecho) tenemos los sepulcros de Beatriz de Pinós y de Pere Joan Llobet, dos lulistas del siglo XV. Y, en este mismo lateral, hay otra capilla con materia luliana. Se trata de la sexta, dedicada a Nostra Senyora de la Corona, que el antes mencionado Bartolomé Llull, convirtió en patronazgo de Ramón Llull, cuya imagen puede verse en el medallón de la reja de hierro.