Ciutadella

Aparece citada en la documentación musulmana como Medina al Yacira. El término “médina” no se aplicaba a cualquier ciudad, sino a aquella donde residía el poder político, localizado en una residencia urbana fotificada llamada genéricamente al-Qars (alcázar), que solía ocupar la parte más elevada de un barrio fortificado llamado al-Qasaba o al-Mudayna (ciudadela). Fuera de la almudaina, es difícil determinar si estaba fortificado, pero la existencia de murallas de las otras dos capitales insulares (Mallorca e Ibiza) y los asaltos piráticos de que sufrió la ciudad durante el siglo XII, apunta a la existencia de algún tipo de arquitectura defensiva.

Era la sede del poder político de la isla. Residía un gobernador delegado del emir o del walí de Mallorca (en función de si las Baleares eran independientes o no). Los poderes civil y religioso no pueden desligarse. Los cargos públicos eran ocupados por personas cultas, versadas en jurisprudencia y teología alcoránica.