Claustro de Sant Francesc

A la derecha de la plaza y de la iglesia de Santa Eulàlia, avanzaremos por la calle del Convent de Sant Francesc. La recorreremos hasta el final y nos encontraremos con la plaza de Sant Francesc donde se encuentra el convento.

Es el primer claustro gótico de la Corona de Aragón. Presenta una planta trapezoidal, con arcos ojivales polilobulados recostados sobre ciento quince esbeltas columnas de sección cuadrilobulada. El techo se configura a partir de un artesonado policromado donde se representan los escudos de la Corona Catalano-aragonesa y de la Universidad del Reino de Mallorca. La galería norte es la más antigua y en ella alternan columnas de mayor y menor grosor, con arcos trilobulados. Las otras galerías son posteriores, con columnas uniformes y arcos más ornamentados, que pueden llegar a tener cinco lóbulos. La galería meridional es la más moderna, del siglo XV. El paramento y el suelo de los pasillos contienen lápidas de las setenta y dos familias nobles que tenían sepultura en este recinto.