Creu dels Sunyer

Volvemos a bajar el camino por el que hemos llegado hasta el castillo y, en el cruce de caminos, nos dirigimos hacia Sa Platgeta, girando a la izquierda. Unos metros más allá, se encuentra la cruz de los Sunyer. Recuerda el episodio de la muerte del arrendatario de la isla, Damià Sunyer Mascaró y de sus dos hijos, Joan y Gaspar, cuando el día el 1 de agosto de 1936, la dotación de un submarino republicano procedente de Maó desembarcó en el puerto y los detuvo. Más tarde, serían fusiladas en Menorca. La cruz es de piedra y muestra el escudo de la isla de Cabrera.