El camí d’en Kane (Kane’s Road)

Tomamos la carretera de Maó a Fornells y, tras recorrer un corto trecho, nos encontramos el monumento erigido en memoria de Richard Kane, sin duda el gobernador más famoso del siglo XVIII. Fue este gobernador, originario del Ulster, quien ordenó la construcción de una carretera que debía unir el castillo de Sant Felip con Ciutadella, para facilitar el rápido tránsito de tropas, armamento y suministros entre los dos extremos de la isla.

La carretera se construyó entre 1720 y 1722, y fue objeto de fuertes protestas por parte de los municipios menorquines (universitats), quienes debieron sufragarlo a sus expensas. El primer tramo del Camí d’en Kane coincide con la carretera de Maó a Fornells. Algunos kilómetros más adelante ambas vías se separan; quien quiera continuar por el camí debe tomar un desvío a mano izquierda, debidamente señalizado.

El Camí d’en Kane es actualmente un precioso camino rural, poco transitado por los automóviles, que permite, sin prisas, el disfrute del paisaje. Discurre más o menos paralelamente al norte de la carretera general y llega hasta Mercadal. Es una ruta excelente tanto para pasear en coche como a pie o en bicicleta. Nos llevará directamente hasta Mercadal, nuestra siguiente parada.