El Museo de Mallorca

Para finalizar el recorrido, iremos hasta el final de la calle Sant Roc, giraremos a la izquierda por la calle Capiscolat. Continuaremos y daremos a la calle de Sant Pere Nolasc. Seguiremos recto hasta encontrar la intersección de las calles Morey, Miramar, Puresa y Portella. Nos meteremos por esta última donde encontraremos el Museo de Mallorca en el número 5.

En el Museo de Mallorca —instalado en el inmueble conocido como Ca la Gran Cristiana- se puede ver una pequeña selección de gran parte de los mejores materiales de época antigua encontrados en Mallorca y sus aguas.

Una vez pasadas las salas de prehistoria y protohistoria, la ruta continua por unas vitrinas donde se puede apreciar parte del cargamento de la nave romano republicana encontrada en la Colònia de Sant Jordi, y que debió naufragar en un momento cercano al 100 a.C. A continuación está expuesta una muestra tipológica de las ánforas romanas más comunes del mar de Mallorca, y una serie de lingotes de plomo encontrados en aguas de Cabrera. En la misma sala se muestran materiales ya de época romana, pero encontrados en santuarios de tradición indígena talayótica. Entre estos destacan sobremanera las figuritas de bronce descubiertas en el santuario de Son Corró de Costitx.

La relación comercial entre Roma y la isla fue intensa, y empezó mucho antes de que la conquista romana. Las principales pruebas de ello son los hallazgos de ánforas, ajuares y otros objetos cerámicos, muchos de ellos marcados con la firma del ceramista, que es muy útil para conocer su datación y procedencia. En el Museo de Mallorca encontramos varios exponentes de estos objetos. La cerámica más común encontrada es la llamada terra sigillata. Ésta era de color rojizo brillante, en ocasiones se decoraba con figuras y elementos estampados, y se fabricaba en Arezzo (Italia). También encontramos más objetos cerámicos de otras zonas de Italia, Hispania, Sur de la Galia y Norte de África. Entre estos, había funcionales (culinarios, lucernas) y suntuarios o de adorno (vidrios, bronces, joyas, telas, etc.). También fruto de estos contactos se han encontrado una gran cantidad de monedas de oro, plata y bronce.

A parte de estas importaciones, debemos señalar que en la ciudad romana debían existir talleres artesanos dedicados a la fabricación de objetos necesarios para el devenir cotidiano, como herramientas, tejidos, muebles y, también, cerámica de fabricación local.

Seguidamente, ya se pasa, dentro del museo a una serie de salas propiamente de época romana, donde se recrea una taberna (es decir, una tienda), parte de una domus (casa señorial) con su atrio y su cocina, y un columbario (lugar donde se depositaban las cenizas de los difuntos). En la taberna y en la cocina de la domus se encuentran numerosos objetos cerámicos de la época, ya sean para cocinar, como servicio de mesa, o de despensa. En el columbario, a parte de algunas urnas que contenían las cenizas de los difuntos, también se pueden apreciar algunas de las lápidas sepulcrales de la necrópolis de Sa Carrotja (Santanyí), lugar donde apareció el conjunto epigráfico romano más importante de la isla.

Dejamos la época romana en el museo, para adentrarnos en la sala dedicada al tiempo de la Antigüedad tardía, que en el caso de Mallorca abarca del siglo V al X d.C. En ella se puede contemplar el escaldasalses de vetrina pesante hallado en Pollentia, una cerámica propiamente bizantina del siglo IX d.C. También se pueden ver diversos plomos funerarios con inscripción hebraica hallados en Les Fontanelles de Son Torrella en Santa Maria del Camí, que se pueden fechar entre el final de siglo IV e inicios del siglo V d.C., y presentan un texto gravado que repite el nombre Semuel Bar Haggay, es decir, ‘Samuel hijo de R. Haggay’. Además se exhiben unos apliques metálicos de Son Oms, una botellita de vidrio de Son Peretó y varias monedas entre las que destacan dos solidus de oro encontrados en la basílica de Son Fadrinet (Campos). Precisamente de esta basílica proceden los mosaicos que cubren gran parte de la superficie de la sala.