El paseo de Vara de Rey

Para llegar a este paseo desde la Plaça de sa Font nos dirigiremos, a través de la calle Anibal, hacia la calle Comte de Rosselló, que nos llevará, tras recorrer escasos metros, al paseo de Vara de Rey. En donde están todos los puntos que quedan del recorrido.

A principios del siglo XIX, este paseo era “s’Hort de sa Tarongeta”. En el año 1849 se plantaron 36 árboles procedentes de Barcelona y se convirtió en la zona de paseo de los habitantes de la ciudad de Eivissa. En el año 1867 el Archiduque Luís Salvador lo describe como un paseo limitado por árboles que dan sombra y con bancos de piedra que se conoce como el paseo de “s’Alamera” (para muchos ibicencos éste es aún su nombre). Pero su actual aspecto, así como su nombre, arranca de principios del siglo XX.

Joaquín Vara de Rey y Rubio fue un general muerto en la guerra de Cuba, en la batalla de El Caney, que tuvo lugar el día 1 de julio de 1898, luchando contra los norteamericanos que habían acudido a apoyar el movimiento de la independencia cubana. Su muerte tuvo un gran eco mediático, pero la sorpresa para los ciudadanos de Eivissa llegó cuando el Diario de Ibiza, del día 6 de julio de aquel mismo año, informó que el general Vara de Rey había nacido en la isla. Una vez realizadas las consiguientes comprobaciones quedó esclarecido que el general había nacido, efectivamente, en Eivissa el 14 de agosto de 1841 y que era el hijo de un capitán del ejército destinado en la isla.

Los ibicencos acordaron dedicarle primero una calle y colocar una placa de mármol en el patio des Castell, aunque después, tras la gran acogida de la suscripción popular para colocar la placa, decidieron nombrarle Hijo Ilustre de la ciudad y dedicarle un monumento.