Església Vella de Santanyí: capilla del Roser de la iglesia parroquial de Sant Andreu

Volvemos a Campos y, justo antes de entrar en el pueblo, por la intercesión, nos dirigimos a Santanyí, donde en el centro encontraremos la iglesia parroquial, cuyo interior alberga l’Església Vella (iglesia vieja).

La primitiva iglesia de Santanyí, del siglo XIII, se situaría, según la tradición, en la plaza del Canal. Aparece documentada por primera vez en el año 1265, y estaba dedicada a Santa Maria de Santanyí. A principios del siglo XIV se construyó el segundo templo, que coincide con la actual iglesia vieja. El año 1390 fue el punto neurálgico de la fortificación de la villa; entonces se debió sustituir la cubierta a dos vertientes de madera por la actual de bóveda en el crucero. A lo largo del siglo XVI se le añadió el ábside y una capilla lateral y se construyó un refugio en el tejado. El templo parroquial moderno empezó a construirse en 1786, sobre el solar del antiguo cementerio, que coincidía con el lateral de la iglesia vieja; ésta se mantuvo adosada a la nueva construcción y se dedicó a capilla del Roser.

L’Església Vella es de estilo gótico. Presenta una fachada desornamentada, con portal de arco de medio punto, adovelado, con una pequeña imposta debajo de cada dovela inferior; el arco es doble, más interior el que acoge la puerta. Encima del portal se abre un arco de medio punto, abocinado. El remate de la fachada es una espadaña tripartita, situada encima de una línea de imposta; la definición a dos vertientes aparece coronada por una cruz de piedra. A la izquierda del cuerpo principal de la fachada hay un segundo cuerpo, correspondiente a la nave de la izquierda o del Evangelio. Muestra un portal de arco de medio punto y, encima de él un arco ojival; en la parte superior todavía se conservan dos ménsulas de un matacán defensivo. El lateral de la izquierda presenta un contrafuerte cerca de la fachada y dos más en el muro lateral, además de dos pequeñas aperturas redondas y el alzado exterior de la cupulita del Roser.

El interior de l’Església Vella muestra una nave principal con cubierta de crucería, dividida en cuatro tramos más el presbiterio. Éste, de planta cuadrangular, tiene cubierta poligonal, con nervaduras que convergen en una clave, con un relieve representando a la Virgen del Rosario; en los extremos, aparecen sendas trompas que permiten el paso de la planta cuadrada en la cubierta poligonal. Tras el altar, en la cabecera, hay tres postigos ojivales y el nicho que contiene el sagrario. A la derecha del presbiterio se abre un portal de arco de medio punto que comunica con una pequeña sacristía, con acceso directo a la izquierda del presbiterio de la iglesia grande.

La nave tiene un primer tramo con bóveda de crucería con una clave con las cuatro barras; el muro de la derecha, en la parte superior muestra un pequeño con la cruz de san Andrés. El segundo tramo muestra el escudo de la Universitat de la Ciutat i del Regne de Mallorca; a la izquierda un portal de medio punto comunica con la nave del Evangelio. El tercer tramo presenta una clave con el cordero del escudo de Santanyí; a la derecha se abre un arco redondo seguido de un espacio con bóveda de cañón, que comunica con la iglesia grande. La cuarta bóveda presenta una clave con un relieve de San Domingo, mientras que en la pared de la derecha hay un nicho con la imagen de la Virgen del Rosario. La nave del Evangelio, con entrada por el segundo tramo de la nave principal de la iglesia Vieja deja ver un espacio dedicado actualmente a sacristía. Presenta cinco cuerpos o tramos estrechos, algunos con cubierta original gótica de crucería. El segundo cuerpo tiene cubierta de cupulita de base circular. El quinto cuerpo es más estrecho que los otros, a manera de ábside; también presenta bóveda de crucería con la clave del escudo de la familia Danús.