Datos y descargas

Dificultad:
Fácil. Se puede llegar a todos los lugares en coche.
Duración:
Excursión de un día.
Longitud:
58 kilómetros aproximadamente para todo el recorrido
De interés:
El interior del castillo de Santueri, de momento, no puede visitarse. El resto de puntos pueden visitarse interior y exteriormente.
Descargas:

Introducción

El gótico fue el estilo que se utilizó para las primeras construcciones cristianas a partir de la conquista del rey Jaime I hasta bien entrado el siglo XVI (e incluso, en algunos casos, hasta el XVIII). Se iniciará primeramente con un estilo primitivo, de transición del románico al gótico, hasta consolidarse durante el Reino Privativo de Mallorca a partir de 1276, su época máxima de esplendor, su período clásico.

Afectará a construcciones religiosas, como las iglesias que veremos a continuación, y a la arquitectura civil, como en el caso del castillo de Santueri, en Felanitx. A través de esta visita, que afecta al gótico en el Sur de la isla de Mallorca, descubriremos como este estilo se fue extendiendo desde los núcleos más importantes al resto de villas, especialmente durante el reinado de Jaime II y las Ordinacions de 1300 para consolidar nuevos y antiguos núcleos de población. También podremos observar como la mayoría de edificaciones han sido completadas y/o modificadas en otras épocas, mostrándonos la evolución estilística sufrida a través del tiempo.

Iglesia parroquial de Sant Pere i Sant Pau, de Algaida

Para acceder al núcleo de Algaida se debe circular por la carretera Ma-15. En el centro del pueblo encontraremos la iglesia parroquial.

La parroquia de Algaida tiene su origen en el traslado de la capitalidad administrativa y religiosa que se efectuó hacia el año 1435 desde Castellitx a la antigua alquería de Algaida. El actual templo, de estilo gótico con aportaciones barrocas, se construyó durante los siglos XVI y XVII, sobre un templo anterior. En el siglo XVIII se hicieron importantes obras, como la construcción de la capilla del Roser, promovida por Francesc Togores, rector de Algaida (1742-1771).

La fachada principal muestra un paramento dividido por tres líneas de imposta; el portal mayor, gótico, presenta un arco apuntado, con dos arquivoltas que cierran el tímpano; éste contiene una imagen de la Virgen. Más arriba, se abre una ventana rectangular y un rosetón. El coronamiento de la fachada es un testero mixtilíneo, de estilo barroco, con una cruz como remate. A la derecha de la fachada se levanta el campanario; presenta sección cuadrangular y un alzado de cinco cuerpos, tres de los cuales se encuentran embebidos en la fachada, y remate; el quinto tramo muestra dos arquillos apuntados por lado. El portal lateral es adintelado, con restos de un arco apuntado; más arriba, en el muro lateral hay cinco gárgolas zoomórficas y cuatro arcos escarzanos que cierran los contrafuertes.

El interior presenta una sola nave, con tribuna en la zona de acceso y con cubierta de seis tramos de bóveda de crucería; en los laterales, hay seis capillas por lado, con ingreso de arco apuntado y cubierta de crucería. La tribuna muestra un arco rebajado y cubierta de bóveda de arista rebajada, con el escudo de Algaida (una torre) en la clave. El arco toral, que separa el presbiterio de la nave, es de medio punto, y presenta dos escudos, uno de los cuales es la torre del escudo de Algaida. El alzado de la nave muestra, en la parte inferior, un zócalo de baldosas, que datan de la reforma de 1788; en la parte alta, destacan seis ventanas apuntadas por cada lado, góticas; la tercera y la cuarta de la derecha tienen vitral, y el de esta última representa a San Pedro y San Pablo. Tres de las claves de bóveda muestran las fechas de 1680, 1681 y 1685. El presbiterio se sitúa en una cabecera construida posteriormente, quizás avanzado el siglo XVII; se levanta tres peldaños sobre la nave, con la fecha de 1799, y tiene dos tramos con cubierta de bóveda de cañón.

El retablo mayor es de estilo barroco y de grandes dimensiones, con un total de cinco calles y tres cuerpos, y con trece imágenes y cuatro pinturas en la predela. En el primer cuerpo hay cuatro imágenes, dos en cada lateral, y el expositor en el centro: a la izquierda, San Francisco y San Domingo y, a la derecha, San Joaquim y Ramon Llull. En el segundo cuerpo, están las imágenes, de izquierda a derecha, de San Honorato, de San Pedro, de la Virgen de la Lactancia, de San Pablo, y de Santa Lucía. La imagen de la Virgen de la Lactancia es una talla gótica, de mármol, y es la patrona de los canteros de marés. En el tercer cuerpo, hay tres imágenes: San Benito Negre, San Miguel venciendo al demonio, y San Cristóbal. Finalmente, en el ático aparece un Cristo.

Las capillas del lateral izquierdo (Evangelio) son las siguientes:

* La primera, bajo la tribuna, era dedicada hasta hace pocos años a santa Catalina Tomàs. Actualmente contiene el retablo gótico de Sant Pere y Sant Pau, procedente de la iglesia de Castellitx. En el suelo está el sepulcro del jesuita P. Bartomeu Pou (1727-1802), nacido en Algaida y biógrafo de la santa mallorquina. En la pared hay una pintura de san Alonso Rodríguez, con indulgencias del obispo Miquel Salvà (1853).
* La segunda capilla es la del Corazón de Jesús, con dos tramos de bóveda de crucería neogótica y, en uno tercero, una cabecera poligonal con cinco segmentos, con nervaduras que arrancan de ménsulas en forma de cabezas de ángel.
* La tercera es la de Sant Josep, con un retablo manierista, con representaciones de la Pasión en los laterales, que recuerdan que antiguamente era el retablo de la Sangre y, en el ático, una pintura de la Virgen de Mercè, con Jaime I y San Pedro Nolasco. En la pared lateral hay una representación de Santa Margalida, mientras que la clave de bóveda presenta relieves de santos.
* La cuarta capilla de la izquierda es la capilla del Roser, bendecida en 1755, pero no finalizada hasta el l788. Es una capilla de grandes dimensiones, de planta hexagonal, con cubierta de cúpula, sin linternón y con seis aperturas. Presenta cuatro altares laterales, además del central. En las paredes laterales de la zona de ingreso vemos restos de retablos manieristas, como el que representa la Circuncisión. Las capillas de la izquierda son las de San Antonio de Padua y del Pilar, y las de la derecha son las de San Miguel y de San Pedro Regalado. El retablo mayor de la capilla, diseñado por Fra Albert Borguny, está presidido por una imagen de la Virgen del Rosario, obra atribuida a Gaspar Oms; en un cuerpo más alto, hay una pintura de San José y, en el ático, la Coronación de la Virgen por la Trinidad.
* La quinta capilla de la izquierda es la del Sant Crist de la Sang, con una pintura del Bautismo en la pared de la izquierda.
* La sexta capilla es la de l’Assumpta, con una imagen en la predela de la Dormición de la Virgen, del siglo XVIII.

Las capillas de la derecha (Epístola) son las siguientes:

* La primera contiene un portal de arco rebajado que comunica con el campanario; cerca de ella está la pila bautismal, con la fecha de 1671.
* La segunda es la de Inmaculada Concepción, con un retablo barroco con la imagen del titular y Dios Padre en el cuerpo superior.
* La tercera es la de Sant Sebastià; presenta un retablo con una imagen central del santo titular, con una pintura de San Antonio a la izquierda y la de un santo obispo a la derecha; en el ático, una pintura de San Pedro; la clave de bóveda de la cubierta muestra un escudo de Algaida.
* El cuarto espacio corresponde al portal lateral.
* La quinta capilla es la de Sant Antoni Abat, que muestra un retablo con una representación de San Isidro en el ático; en los laterales hay cuatro medallones con representaciones de santos: a la derecha, San Fausto y San Llop, y a la izquierda, San Erasmo y un santo obispo; en la predela está el Niño Jesús de Praga.
* La sexta capilla es la de Sant Joan Baptista; presenta un retablo manierista, de principios del siglo XVII, y la imagen del santo datada en 1856; a los laterales hay cuatro pinturas que representan Santa Rita y San Vicente, a la derecha, y Ramon Llull y San Juan Evangelista, a la izquierda; en la pared de la izquierda hay una pintura de San Vicente de Paul; la clave de bóveda data de 1681, con un escudo partido con una estrella y con el linaje Amengual; arriba y a la izquierda hay una rueda de campanillas, llamada “es culissos”.

Los dos bancos situados cerca del presbiterio son de madera de nogal y constituyen una buena muestra de marquetería artística, destinados originariamente a las autoridades; en el respaldo muestran el escudo de Algaida y la fecha de 1786. En el coro hay un órgano de gran calidad, obra de Jordi Bosch. Respecto al tesoro de la iglesia, conserva una píxide de finales del s. XIV o principios del XV.

Oratorio de Sant Blai de Campos

La iglesia de Sant Blai se sitúa a unos tres kilómetros de la villa de Campos, en una desviación de la carretera de Campos a la Colònia de Sant Jordi, después de la cruz de término de Sant Blai. Para llegar de Algaida a Campos, se toma la carretera Ma-5010 hacia Llucmajor. Una vez pasado este municipio, salimos en dirección Campos por la Ma-19 atravesando el pueblo de Campos y, a la salida, a mano derecha, tomamos el desvío que se dirige a la Colònia de Sant Jordi y, a unos 2 kilómetros a mano izquierda, encontraremos el indicador que nos conduce al oratorio.

La actual iglesia de Sant Blai fue la primera sede de la parroquia de Campos. La bula de Inocencio IV, de 1248 menciona esta parroquia con el nombre de Sancti Juliani de Campos, que en aquella época acogía la población dispersa de los alrededores. La fundación de la villa de Campos en el año 1300, determinó la construcción de un nuevo templo parroquial en el solar que ocupa la actual iglesia de Sant Julià. El actual oratorio de Sant Blai debió quedar abandonado, como se deduce de un documento de finales del siglo XIV, en que habla de un trozo del suelo “en lo qual fos antiguament la Sgleia antiga”. Del siglo XIII nos han llegado las bóvedas de herradura de las estancias del lado del presbiterio; también datan de esta época los muros del presbiterio y el diseño de la nave del templo. Durante el siglo XVI el oratorio fue reconstruido según el estilo gótico. En la visita pastoral del obispo Vich i Manrique, el templo estaba en obras, aunque se ofrecía misa cada domingo; la primera referencia al nombre de Sant Blai es de esta fecha. Entre los años 1989 y 1991 fue reformado, y se recuperaron diferentes elementos arquitectónicos y ornamentales.

La fachada presenta un portal de medio punto adovelado, con una claraboya circular en la parte superior; el portal aparece descentrado según el eje de la fachada, debido a las irregularidades de las capillas, pero sigue el eje del presbiterio. El remate muestra tres aberturas de arco escarzano y una definición que marca la caída en dos vertientes. A la derecha de la fachada hay un portalón de arco rebajado, que comunica con un patio, a cuya izquierda se abre el portal lateral del templo, de arco de medio punto. A la derecha del patio aparece el portal del antiguo cementerio, cuyo espacio acoge actualmente un jardín de flora mediterránea. El muro lateral de la izquierda es liso, excepto en la parte superior, compuesto por una hilera de vanos cuadrangulares. En el exterior superior de la cabecera hay una espadaña de arco apuntado.

El interior muestra una nave con cubierta de bóveda de crucería dividida en cuatro tramos. Un arco ojival rebajado separa la nave del presbiterio. Éste tiene también bóveda de crucero, con la clave de bóveda que representa a San Blas. La sacristía se sitúa tras el presbiterio. Las capillas laterales son cuatro por lado; tienen entrada por arcos ojivales, y se sitúan entre los contrafuertes. Las cubiertas son de bóveda apuntada. En la capilla de la izquierda del portal principal hay un retablo rococó dedicado a la Ascensión y cerca del presbiterio está el retablo de los Apóstoles. A la derecha de éste se sitúa la capilla del Sant Crist de la Salut, espacio que durante el siglo XVII sirvió de sacristía. La imagen de Cristo proviene del gremio de carpinteros de Palma. La cuarta capilla de la derecha contiene una imagen barroca de San Domingo.

Església Vella de Santanyí: capilla del Roser de la iglesia parroquial de Sant Andreu

Volvemos a Campos y, justo antes de entrar en el pueblo, por la intercesión, nos dirigimos a Santanyí, donde en el centro encontraremos la iglesia parroquial, cuyo interior alberga l’Església Vella (iglesia vieja).

La primitiva iglesia de Santanyí, del siglo XIII, se situaría, según la tradición, en la plaza del Canal. Aparece documentada por primera vez en el año 1265, y estaba dedicada a Santa Maria de Santanyí. A principios del siglo XIV se construyó el segundo templo, que coincide con la actual iglesia vieja. El año 1390 fue el punto neurálgico de la fortificación de la villa; entonces se debió sustituir la cubierta a dos vertientes de madera por la actual de bóveda en el crucero. A lo largo del siglo XVI se le añadió el ábside y una capilla lateral y se construyó un refugio en el tejado. El templo parroquial moderno empezó a construirse en 1786, sobre el solar del antiguo cementerio, que coincidía con el lateral de la iglesia vieja; ésta se mantuvo adosada a la nueva construcción y se dedicó a capilla del Roser.

L’Església Vella es de estilo gótico. Presenta una fachada desornamentada, con portal de arco de medio punto, adovelado, con una pequeña imposta debajo de cada dovela inferior; el arco es doble, más interior el que acoge la puerta. Encima del portal se abre un arco de medio punto, abocinado. El remate de la fachada es una espadaña tripartita, situada encima de una línea de imposta; la definición a dos vertientes aparece coronada por una cruz de piedra. A la izquierda del cuerpo principal de la fachada hay un segundo cuerpo, correspondiente a la nave de la izquierda o del Evangelio. Muestra un portal de arco de medio punto y, encima de él un arco ojival; en la parte superior todavía se conservan dos ménsulas de un matacán defensivo. El lateral de la izquierda presenta un contrafuerte cerca de la fachada y dos más en el muro lateral, además de dos pequeñas aperturas redondas y el alzado exterior de la cupulita del Roser.

El interior de l’Església Vella muestra una nave principal con cubierta de crucería, dividida en cuatro tramos más el presbiterio. Éste, de planta cuadrangular, tiene cubierta poligonal, con nervaduras que convergen en una clave, con un relieve representando a la Virgen del Rosario; en los extremos, aparecen sendas trompas que permiten el paso de la planta cuadrada en la cubierta poligonal. Tras el altar, en la cabecera, hay tres postigos ojivales y el nicho que contiene el sagrario. A la derecha del presbiterio se abre un portal de arco de medio punto que comunica con una pequeña sacristía, con acceso directo a la izquierda del presbiterio de la iglesia grande.

La nave tiene un primer tramo con bóveda de crucería con una clave con las cuatro barras; el muro de la derecha, en la parte superior muestra un pequeño con la cruz de san Andrés. El segundo tramo muestra el escudo de la Universitat de la Ciutat i del Regne de Mallorca; a la izquierda un portal de medio punto comunica con la nave del Evangelio. El tercer tramo presenta una clave con el cordero del escudo de Santanyí; a la derecha se abre un arco redondo seguido de un espacio con bóveda de cañón, que comunica con la iglesia grande. La cuarta bóveda presenta una clave con un relieve de San Domingo, mientras que en la pared de la derecha hay un nicho con la imagen de la Virgen del Rosario. La nave del Evangelio, con entrada por el segundo tramo de la nave principal de la iglesia Vieja deja ver un espacio dedicado actualmente a sacristía. Presenta cinco cuerpos o tramos estrechos, algunos con cubierta original gótica de crucería. El segundo cuerpo tiene cubierta de cupulita de base circular. El quinto cuerpo es más estrecho que los otros, a manera de ábside; también presenta bóveda de crucería con la clave del escudo de la familia Danús.

El castillo de Santueri

Desde Santanyí tomamos la carretera Ma-14 dirección Felanitx. Pasamos por el pequeño pueblo de Cas Concos y después des Carritxó, poco antes de llegar a Felanitx, giramos a la derecha por el camino asfaltado del castillo de Santueri, que está perfectamente señalizado. Debemos recorrer los 5,4 km por esta vía para llegar a la base de la fortificación, después de pasar cerca de las casas de la possessió del Castell.

El castillo de Santueri ya existía durante la dominación islámica. Fue conquistado durante la segunda estancia de Jaime I en Mallorca, en 1231. En el Reparto correspondió al conde del Rosselló, Nunó Sanç. Cuando éste murió en 1241, pasó a manos de la corona. A lo largo del siglo XIV, se hicieron importantes obras de reforma. Durante la Germanía (1521-23), se mantuvo al lado del poder real, y resistió el asedio de los agermanados. Fue un punto de referencia en la defensa contra los corsarios, en los siglos XVI y XVII. Con el paso del tiempo, perdió importancia estratégica y en 1811 fue subastado y pasó a ser propiedad privada.

Antes del portal de entrada, se encuentra la antemuralla o barbacana, con un portal de arco de medio punto adintelado. Destacamos la magnífica torre del homenaje, de sección circular, con canecillos, aspilleras y una cúpula que se encuentra derribada. De esta torre, que ocupa el vértice angular, salen los dos muros principales. El que mira a poniente tiene un coronamiento almenado. El otro muro, orientado hacia el sur-este, constituye la fachada principal. Han desaparecido las almenas, pero, en cambio, conserva canecillos lobulados y aspilleras. En la parte superior del portal, hay un segundo arco, que deja un pequeño espacio vacío, de sentido defensivo. Más a la derecha de la puerta, podemos ver dos torres de planta cuadrada, posiblemente de base musulmana.
En el interior del recinto, constituido por la ancha superficie de la gran mole rocosa natural, encontramos primeramente las estancias, en ruina, abrigadas a la sombra y protección de las murallas de entrada. A la derecha, localizamos la parte interior de las torres cuadradas, con un aljibe cerca de la primera. Más arriba, hay restos de diversas construcciones, entre las cuales destaca la bóveda medio hundida de otro aljibe. Una vez alcanzada la parte superior, el panorama es impresionante. En la parte más extrema, opuesta a la entrada, hay otro lienzo de muralla, que protegía el ángulo norte del castillo, que mira hacia Sant Salvador. Este ángulo fortificado se encuentra muy deteriorado, pero todavía muestra las aspilleras y el sistema de construcción llamado de espina de pez (con forma romboidal, técnica que proviene de la arquitectura romana, llamada “opus spicatum”). También encontraremos dos torres de planta cuadrada aisladas.