Gorg Blau y Allmallutx

De Lluc partiremos hacia Sóller por la misma carretera (Ma-10) pasando por el Gorg Blau y el embalse de Cúber.

Cabe recordar que en el Gorg Blau ya existían diversas leyendas antes de construir el embalse, como las damas de agua -dones d’aigua- que vivían y podían hacer peligrar la vida a los hombres que se enamoraran de ellas. Por otra parte, se puede ver la columna del santuario talayótico que, sacada de su lugar, denota el carácter sagrado del lugar. Por otra parte, los intentos de roturación de estos valles que se hicieron en el siglo XVII, todavía demuestran cómo el aumento de población provocó que se intentara cultivar en estos valles de montaña a cambio de grandes esfuerzos y unos rendimientos mínimos.

Estos valles ya fueron lugar de refugio en 1229 cuando Jaime I inició la conquista de Mallorca. En Allmallutx se excavó una alquería de época musulmana —hoy en día sumergida- que demostró la pervivencia de la población después de la conquista cristiana. Fueron valles donde también acudieron diversas cuadrillas de bandoleros para reponerse o protegerse de sus perseguidores. Hay que tener en cuenta que diversos caminos y pasos de montaña que terminaban en ellos, permitían un acceso discreto o una rápida huída. De hecho, los bandoleros que consiguieron escapar de la campaña militar que en 1666 se organizó para capturarlos, se concentraron aquí para dirigirse a Sa Calobra e intentar abandonar la isla con cualquier barco que pasara.