Hotel Isla Blanca

Para acabar la ruta, en el número 20 del mismo paseo se encontraba el Hotel “Isla Blanca”, en clara alusión al nombre utilizado por Santiago Rusiñol para la isla de Eivissa. En la fachada, todavía hoy, una pequeña placa recuerda la función primigenia de este edificio. Actualmente, el inmueble está ocupado por una entidad de gran trascendencia en la vida social y cultural de Eivissa: la “Sociedad Cultural, Artística y Recreativa Ebusus”. Esta sociedad fue creada en el año 1927 y supuso la presencia en la isla del modelo de club británico que ofrecía a sus socios (hasta 1954 la entidad no admitió a las mujeres como socias) un local donde pasar los momentos de ocio. Hasta prácticamente los años setenta, fue el foco de buena parte de las actividades culturales de Eivissa a través de la organización de conferencias, exposiciones de pintura, lecturas poéticas, conciertos… La entrada está reservada a los socios y socias, pero merece la pena adentrarse en sus salones porque se experimenta la sensación de haber retrocedido unas cuantas décadas en el tiempo histórico de la isla.

El paseo de Vara de Rey finaliza en el inicio de la avenida de Ignasi Wallis, donde un gran reloj electrónico, que es también un barómetro, se ha convertido en el punto de encuentro de muchos ibicencos e ibicencas, especialmente adolescentes.