Iglesia de Sant Miquel

Desde la Plaza de España, seguimos en dirección a la calle dels Oms. Justo antes de llegar al inicio de este paseo comercial, giramos a la izquierda por la calle de Sant Miquel y a unos 200 metros, a la parte derecha de la calle, nos encontramos con la Iglesia de Sant Miquel.

Según parece fue aquí donde tras la caída de la ciudad tuvo lugar la primera misa cristiana en el interior del recinto. Entonces era una mezquita, que fue habilitada convenientemente para realizar las ceremonias cristianas. El hecho demuestra la ausencia de población cristiana en Mallorca en el momento de la conquista, ya que fue necesario acondicionar una mezquita, y la misa fue celebrada por sacerdotes de la comitiva de Jaime I. Es decir, que no existían iglesias ni clero cristiano en la ciudad, factor que indica que no existía el culto cristiano. Cabe destacar que en la capilla de la Virgen de la Salud (hacia la mitad del lado derecho o de la Epístola de la nave) se halla una talla gótica de mármol que según la tradición acompañó al rey en su expedición a Mallorca. Sendas pinturas en la parte superior de las paredes laterales así lo indican.