Iglesia de Santa Eulàlia

Para llegar a este punto, debemos girar a la izquierda en la Plaza de Cort y seguir unos 75 metros hasta llegar a la puerta de la iglesia.

En esta iglesia se sitúa una famosa leyenda relacionada con Ramón Llull. Según ella, Llull, siendo joven, entró montado a caballo en la iglesia, persiguiendo a una dama de la cual estaba enamorado. Al sentirse acosada, la mujer le descubrió sus pechos cancerígenos, cosa que habría turbado enormemente a Llull. El episodio, espurio, fue recogido por Joan Alcover en su poema «Mallorca i Ramon Llull». En una de las capillas del lado de la Epístola (derecho) podemos observar una de las típicas representaciones pictóricas de Llull de los siglos XVII-XVIII, de las que existen docenas en Mallorca: sentado, con un libro abierto y una pluma, mirando hacia el cielo, frente al mar y con un paisaje de la Serra de Tramuntana al fondo.