Iglesia parroquial de Santa Maria del Camí

Siguiendo con nuestra ruta llegaremos, por la calle de l’Església, a la Iglesia parroquial, una buena muestra del barroco mallorquín.

La parroquia de Santa Maria del Camí, fundada en 1236, aparecía citada en la bula de Inocencio IV como Santa Maria del Camí d’Olaró. En 1372 se tuvo que reconstruir debido a sus reducidas dimensiones. Las obras de construcción del templo actual duraron gran parte del siglo XVII. Se sabe que en 1737 la nave y las capillas ya estaban acabadas y en 1751 se iniciaron las obras del campanario.

Destaca su campanario de baldosas azules. Su planta es de nave única con capillas laterales y bóveda de crucería. En su interior podemos destacar algunos retablos barrocos, como el de Sant Sebastià, obra del taller de los Pinya, o el retablo mayor, un retablo del siglo XVIII (bendecido en 1775) de un gran ilusionismo y una gran complejidad estructural, cuyas esculturas están realizadas por Pere Joan Obrador y Joan Batle.