La Aljama

Frente a la Almudaina se encuentra la Catedral de Palma, ubicación donde se encontraba la mezquita.

Su gran solar cubre lo que fue mezquita, con sus patios y minarete, y parte de una necrópolis recientemente descubierta. Se sabe que esta mezquita también había sido construida sobre una basílica romana. Esta mezquita era la aljama y probablemente la más antigua de la ciudad. Se denominan mezquitas aljamas aquellas en las que teóricamente puede reunirse toda la población para la oración de los viernes.

Este templo musulmán fue substituido por la construcción de la actual catedral cristiana sobre su emplazamiento. Restos del templo musulmán se mantuvieron dentro de la catedral hasta el siglo XVI y, actualmente, pese a los esfuerzos arqueológicos realizados, no ha sido posible localizar sus restos. La parte más antigua que se conserva es el zócalo de la torre-campanar.