La Guerra Civil (1936-1939)

La Guerra Civil en el conjunto de las Islas Baleares se inició el 19 de julio de 1936. El comandante militar de Baleares, Manuel Goded, asumió todos los poderes y destituyó las autoridades republicanas.

El golpe de estado en Mallorca triunfó sin mucha resistencia. Únicamente hubo resistencia por parte de los carabineros (cuerpo leal a la República) y pequeños incidentes en algunos municipios. En la isla, militares y falangistas se hicieron con el control del poder e iniciaron la detención y encarcelamiento de dirigentes políticos y organizaciones de izquierda.

Uno de los acontecimientos más importantes en las Islas Baleares durante la Guerra Civil fue el desembarco de Albert Bayo, que proyectó ocupar Mallorca, Ibiza y Fomentera con el beneplácito del Gobierno de la Generalitat de Cataluña.

La expedición de Bayo, integrada por fuerzas heterogéneas y faltas de disciplina, desembarcó el 15 y 16 de agosto en Portocristo. En los inicios del desembarco obtuvieron importantes victorias, pero la llegada a la isla de la aviación italiana y los consecuentes bombardeos a las tropas de Bayo supusieron su repliegue el 3 de septiembre de 1936. Entre los militares italianos cabe destacar el papel de Arconovaldo Bonacorsi —Conde Rossi-.

El desembarco de Bayo desencadenó una importante represión contra partidos de izquierda, organizaciones obreras, maestros y profesionales liberales, entre otros. Los dirigentes que optaron por el exilio fueron una minoría.

Con la ocupación de Menorca en febrero de 1939 por parte del ejército franquista se puso fin a la Guerra Civil en Baleares.