La interconexión con la Germanía Valenciana

Carlos V, portador de la idea imperial, se orientó hacia una monarquía más autoritaria, más centralista. Esto provocó diferentes levantamientos populares que en Castilla recibieron el nombre de Comunidades y en la Corona de Aragón de Germanías. Ésta última se dio en Valencia y en el reino de Mallorca.

Se sabe que las germanías mallorquina y valenciana estuvieron relacionadas: la rebelión se inició en el reino de Valencia, y desde aquí Mallorca recibió información y consejo.

La estructuración institucional mallorquina, llamada la Tretzena, fue calcada de la valenciana. El agermanado Joanot Colom, una vez estallado el levantamiento, se desplazó a Valencia para reunirse con el caudillo Sorolla y conocer así el funcionamiento y reivindicaciones valencianas, con la finalidad de que sirviera de modelo a la Germanía mallorquina.