La Misericòrdia

Salimos de la iglesia, recorremos recto la plaza hasta el fondo, giramos a la derecha e, inmediatamente, a la izquierda veremos el complejo de La Misericordia (intercesión Plaza del Hospital, 3 – La Rambla, 1), donde finalizaremos nuestro recorrido.

Este complejo se enmarca dentro de la tendencia clasicista decimonónica. En el solar del antiguo cementerio del Camp Roig, situado al lado del Hospital General, en el siglo XIX se construyó la nueva Casa de la Misericordia, institución benéfica dedicada a acoger indigentes. La parte alta presenta dos bloques constructivos, correspondientes a la distribución originaria entre “Departamento de hombres” y “Departamento de mujeres”. Desde 1977 el edificio depende del Consell de Mallorca y se dedica a servicios culturales y administrativos. Contiene la Biblioteca de Cultura Artesana, el archivo de la antigua Diputación, y la Biblioteca Lluís Alemany, especializada en temática balear.

La entrada al “Departamento de hombres” se realiza por la plaza del Hospital. Ésta da a un gran patio porticado trapezoidal de grandes dimensiones. Responde a un proyecto realizado por Joan Sureda, aunque también intervinieron Miquel Rigo y Joaquim Pavía, y presenta una estructura de cuatro alas y patio central. Algunos tramos del alzado presentan columnas dóricas en la planta baja y jónicas en el primer piso, mientras que en la mayoría del perímetro, dominan los arcos de medio punto. El “Departamento de mujeres”, con acceso por la calle de la Misericordia, está atribuido al maestro de obras Pere Joan Bauçà. Presenta un portal adintelado y está flanqueado por dos columnas toscanas sobre basas. Encima, sobre un entablamento con triglifos, se abre un balcón, coronado por una cornisa y el escudo de la Ciudad. A la derecha de este portal principal, un portal adintelado con un pequeño frontón semicircular que comunica con el atrio de la capilla, obra de Joan Sureda realizada en 1831. Actualmente se encuentra fuera de culto y se dedica a espacio de exposiciones. Presenta planta rectangular con alzado de muros lisos con columnas de tradición jónica adosadas a los muros, más las del presbiterio, que diseñan una columnata absidial. La cubierta es de bóveda de cañón con lunetos, que acogen ventanas con frontones triangulares. El presbiterio se cubre con una bóveda de medio óvalo decorado con casetones.

La fachada posterior, que mira a la Rambla, presenta un alzado más alto motivado por el desnivel del terreno. Tiene un bloque añadido a manera de zócalo de dos plantas, con una terraza y una escalera imperial exterior. El jardín, al cual se accede desde la Rambla por un portal de estilo regionalista, de principios de siglo XX, acoge varias muestras de escultura contemporánea.