La Restauración Borbónica (1898-1923)

El sistema político de la Restauración se sustentaba en la alternancia en el poder de dos partidos políticos (liberal y conservador) utilizando prácticas caciquistas. En Mallorca en el marco de este sistema político destacó Antoni Maura i Muntaner. En la isla gozó de un importante prestigio social y se vislumbró en las importantes victorias electorales que obtuvo. A ello le ayudó el hecho de haber participado en diversos gobiernos de la nación (ocupó la presidencia del gobierno en diversas ocasiones) y a la utilización de una importante red caciquil que controlaba en la isla.

La red caciquil se rompió con el control que ejerció a partir de 1918 Joan March i Ordines sobre el Partido Liberal. March consiguió controlar la red caciquil después del èxito electoral que obtuvo en las elecciones generales de 1923.

La oposición al sistema político vino de sectores republicanos, que se aglutinaron entorno a la Unión Republicana, teniendo una cierta incidencia en Palma.

Durante este período también cabe destacar un cierto auge del movimiento obrero. Auge que se materializó con la creación el 1918 de la Federación de Sociedades Obreras de la Casa del Pueblo controlada por los socialistas. También cabe destacar la existencia de un movimiento obrero vinculado a la iglesia católica en torno al sindicalismo católico.