Los walís

Desde la conquista islámica Mayurqa se convirtió en una provincia dependiente del emirato Cordobés -y del califato cordobés a partir del 929-. Los gobernantes de Córdoba adjudicaron el gobierno de Mayurqa a sus representantes, los llamados walís, los cuales dependían de un poder central de la capital andaluza.

Los walís mallorquines pusieron su flota al servicio de sus señores peninsulares, participando en las expediciones musulmanas contra Cataluña y las costas mediterráneas francesas, como el sitio y conquista de Barcelona, en la que la escuadra mallorquina participó.

Cuando el califato se desintegró en los reinos de Taifas, Mallorca pasó a la taifa de Denia, por lo que los walís mallorquines pasaron a depender de ésta.