Oratorio de Sant Pau

Forma ángulo con la fachada principal del Palacio Episcopal, situado detrás de la cabecera de la Catedral, en la calle Palau.

Es de estilo gótico y data de principios del siglo XV. El portal exterior es ojival. Una arquivolta con decoración de temática vegetal guarnece las dovelas. Presiden el conjunto una imagen de San Pablo y, encima, un crucifijo con relieves simbólicos en los extremos de la cruz, como el detalle de la resurrección de los muertos.

En el interior tiene una sola nave, con cubierta de artesonado de madera. Actualmente el oratorio de Sant Pau acoge una de las salas del Museo Diocesano, instalado en el palacio Episcopal. Del fondo de pintura gótica de este museo, destacamos el retablo de Sant Jordi (siglo XV), obra de Pere Niçart, diversos cuadros de Martí Torner, Joan Daurer y Pere Terrencs, y un espléndido retablo de la Pasión, del siglo XIII y de factura anónima.