Plaza de España

Desde la Puerta de la Conquista, en la calle de Sant Miquel, avanzamos por la calle Marie Curie y llegamos a la Plaza de España. Destaca en su centro el monumento dedicado a Jaime I. Se trata de una estatua ecuestre a cuyo pie figura un almogávar. El conjunto es de bronce, obra del escultor Enric Clarasó, y fue inaugurado en el séptimo centenario de la conquista, en 1929.