Puerta de Sant Antoni

Por las Avenidas nos dirigimos a la Puerta de Sant Antoni, esquina con la calle de la Herrería.

El bombardeo del 7 de diciembre de 1937 fue uno de los más graves que sufrió Palma. El efecto más demoledor se concentró en la Puerta de Sant Antoni y sus alrededores. Destruyó todo el edificio situado en la esquina de la Porta de Sant Antoni con la calle de la Ferreria, incluida la farmacia de la planta baja. Hubo 7 muertos y 40 heridos. Los aviones republicanos se enfrentaban a un nido de ametralladoras, situado en la finca de Casa Cros (Avenida — Calle de Manacor). En una incursión anterior, el 7 de octubre, intervinieron 16 aviones. Fue tocado el monasterio de Sant Jeroni: destruyó la Sala Capitular y mató a dos monjas.