Seminari Vell

Iniciaremos nuestra ruta en el Seminario sito en la calle del Seminario, nº 4, entre el colegio Monti-sion de Palma y la plaza de Sant Jeroni.

El Seminario Conciliar de San Pedro fue creado en 1699 por el obispo Pedro de Aragón. La institución se localizó en este lugar cuando se acabaron las obras del actual edificio en el año 1772. En 1954 se hizo el traslado al denominado Seminario Nuevo, situado en Son Gibert. Nuevamente, desde finales de los años setenta, el Centro de Estudios Teológicos de Mallorca vuelve a estar ubicado en este edificio. También aloja las instalaciones de la Casa de la Iglesia. En 1993 se reinauguró el Museo Bíblico Diocesano, proveniente del Seminario Nuevo, y que actualmente ocupa la tercera planta. El edificio también cuenta con la Biblioteca Diocesana.

El edificio es básicamente de estilo tardobarroco mezclado con algunos elementos neoclásicos, típico de la arquitectura de transición del siglo XVIII al XIX. Presenta una planta rectangular con tres patios interiores y un alzado dividido en cuatro pisos. La fachada es muy sencilla, con líneas de imposta que separan las distintas plantas y con ventanas molduradas rectangulares. Toda la decoración se concentra en el portal con un entablamento con el busto de San Pedro rematado por un frontón roto con el escudo del Seminario.

La iglesia se sitúa en plena época de hegemonía del neogótico en Mallorca durante la segunda mitad del siglo XIX. La fachada principal comunica con uno de los patios del Seminario y, tiene un pórtico de tres arcos ojivales y cubierta con bóveda de crucería. En la parte inferior hay una galería con ventanas rectangulares y, en la superior un rosetón calado y tres ventanas ojivales. Corona el conjunto un campanario central y pináculos laterales. Preside el portal mayor una imagen de San Pedro, obra de Lluís Font i Martorell. El interior de nave única con capillas laterales presenta un alzado interior dividido en tres cuerpos: arcadas apuntadas que dan paso a las capillas (entre las cuales figuran las imágenes de los apóstoles); un triforio con arcos apuntados; y una cubierta de bóveda de crucería. El retablo mayor dedicado a San Pedro también es de estilo neogótico, obra de Guillem Galmés. Actualmente, el templo se encuentra fuera de culto.