Ses Carasses

Seguimos por la calle del Estudi General hasta llegar a la calle del Palau Reial. Al llegar a ésta podemos divisar las escaleras de la Costa de la Seu. Las recorremos hasta el final, llegando a la plaza de la Reina. En este punto giramos a la derecha en el Paseo del Born y a la mitad de éste a la izquierda por la calle de Sant Feliu, donde en el número 10 (lado derecho) nos encontraremos con el casal.

La casa también es conocida como Can Pavesi o Can Belloto. Su nombre popular hace referencia a dos de sus propietarios, el jurista genovés Joan Francesc Pavesi, que la ganó en un pleito, y Domenico Belloto, mercader enriquecido con el comercio de trigo. Es un buen modelo de fachada manierista, con influencias genovesas, realizada en una fecha anterior a 1620. Las jambas de puertas y ventanas se configuran en forma de columnas almohadilladas de clara tendencia renacentista. Son además destacables las máscaras monstruosas y la cara que saca la lengua a los transeúntes, y que sin duda dieron lugar al nombre popular de la casa y a toda la calle de Sant Feliu, durante mucho tiempo conocida también con el nombre popular de calle de Ses Carasses. Estas caras parecen inspiradas en el tratamiento iconográfico del palacio Zuccaro de Roma. Bajo el escudo de los Pavesi y sobre la cara principal se puede observar la inscripción EUNDO, que ha sido objeto de controvertidas interpretaciones. Una primera interpretación relaciona el mensaje epigráfico con el origen extranjero y viajero del propietario. Una segunda versión plantea el carácter arisco del nuevo señor y las desavenencias con los vecinos. Una tercera interpretación da a la palabra EUNDO un sentido imperativo, equivalente a “vete, márchate” en referencia al antiguo propietario de la casa, perdedor del pleito, y que puede relacionarse además con el signo de befa de la cara con la lengua sacada y las armas de los Pavesi, triunfantes. Pero al fin y al cabo, no tiene porque ir más allá de una ornamentación concordante con las modas de principios del siglo XVII.