Siglo XIX

Esta época se caracteriza por una sistemática política de castellanización de la sociedad, de luchas entre liberales y absolutistas y por unos intentos de entrar en la modernidad y en la industrialización, en parte frustrados por la crisis en algunos sectores de la economía, ya a finales de la centuria, relacionada con la pérdida de los mercados coloniales.