Siglos XVII y XVIII

Época de luchas de banderías y de contrastes entre las islas: mientras que en Mallorca y las Pitiusas la sociedad se hacía cada vez más provinciana, formando un pequeño microcosmos, Menorca, por su particular situación política, se hallaba más abierta a las corrientes europeas. El Decreto de Nueva Planta elimina las instituciones del Reino de Mallorca.