Teatro Pereira

Al principio de la calle se encuentra el primer edificio construido fuera del límite de la segunda estacada: el Teatre Pereira. Fue finalizado en el año 1899 y supuso la introducción en Eivissa de un estilo ornamental de inspiración clasicista y colonial. Los introductores de esta estética fueron maestros de obra de formación autodidacta que retornaron a la ciudad después de haber estado en las colonias americanas. Se concibió como un teatro (fue el primero que hubo en Eivissa), luego pasó a ser un cine, durante unos años fue la sede de la Conselleria d’Educació i Cultura hasta que finalmente se convirtió en un café con música en vivo. Desde el 2001 está declarado como Bien de Interés Cultural.

La construcción de este teatro en la zona del ensanche simboliza el triunfo y el inicio de la ciudad comercial, ya plenamente burguesa, frente a la ciudad de Dalt Vila.