Torre del Palau Reial, Manacor

Nos dirigiremos hacia el núcleo urbano de Manacor por la Ma-14 desde la carretera de Cales de Mallorca. Giramos a la derecha por la avenida del Torrent. En la rotonda tomamos la segunda salida por la calle del folklorista Antoni Galmés. Seguimos por la plaza del Cos y llegaremos a la plaza del Rector Rubí, donde en el patio interior de la casa nº 7 se encuentra la torre, cerca de la iglesia parroquial de los Dolores.

El palacio fue mandado construir a principios del siglo XIV por Jaime II, que puso las obras bajo las órdenes de Pere Cornell. En 1300 el rey compró por seis libras las casas de Pere Carnisser y de su mujer Gueraua para iniciar las obras. Parece que en 1323 ya se había acabado la construcción, aunque se documentan nuevas obras a lo largo del mismo siglo. En la segunda mitad del siglo XV el palacio fue cedido a Joan Ballester; en 1707 pasó de la familia Ballester a los Orlandis. En 1789 J. de Berard lo reseña como «una casa, antiguo palacio de los reyes de Mallorca, que le ha quedado el nombre de palau, corrompido de palacio (sic), y lo poseen los señores Orlandis de Palma» (Berard, 138). En el siglo XIX pasó a diversos propietarios y se derribaron parcialmente las antiguas construcciones reales. Así consta en los libros de Hipotecas del Registro de la Propiedad que el 1811 Don Pere Orlandis establecía -vendía en porciones a particulares- la Illeta del Palau. Ya en el siglo XX, una parte importante del antiguo palacio era de la sociedad denominada Lliga Agrària Manacorense. Actualmente, la torre se encuentra situada dentro del recinto de un edificio, con el que hasta hace pocos años era destinado a la fabricación de perlas, y ha sido reformada recientemente.

No conocemos la estructura del palacio, ya que actualmente sólo se conserva una torre. Según GEM (X, 106), el palacio «seguía un esquema parecido al de otros palacios rurales que el rey hizo construir en Mallorca. Tenía dependencias organizadas en torno a un patio interior y en la torre se disponía la cámara real». La torre presenta planta cuadrada, alzado dividido en tres cuerpos y remate de almenas; el portal de acceso es de arco de medio punto y tiene en la parte superior dos ventanas también de medio punto, una por cada piso. En la parte alta hay una serie de saeteras o aspilleras, cuatro en los laterales largos y tres en los cortos.