Torre dels Enagistes, Manacor

Iniciaremos la ruta por este edificio que alberga el Museu d’Història de Manacor. Se encuentra en la salida de Manacor en dirección a Cales de Mallorca, en el Km 1,5 aproximadamente del centro del municipio. Se puede acceder a él desde Felanitx, desde la carretera de Porto Cristo y desde las rotondas de Manacor que enlazan con la carretera de Palma-Artà (Ma-15).

La Torre dels Enagistes constituía el centro de la caballería de la Torre, que ocupaba los terrenos de la antigua alquería islámica Ancrad, que fue donada por Nunó Sanç a Pelai Uniç.

La construcción constituye uno de los mejores ejemplares de la arquitectura gótica civil situada en el área rural de Mallorca. Tiene una base del siglo XIV, que fue ampliada hacia finales del siglo XV. Fue proyectada como casal señorial de la familia Nuniç, importantes caballeros del término de Manacor. A finales de siglo XV pasó, por línea femenina de los Nuniç, a manos de los Santjoan, que firmaban Nuniç de Santjoan. En 1595 pasó a los Nuniç de Berard. En 1651, Hug Nuniç de Berard cedió el edificio a la Compañía de Jesús y por este motivo adoptó el nombre actual, ya que enagista equivale a jesuita, en referencia a Íñigo, o San Ignacio de Loyola. En 1767 el Estado se apropió de los bienes de los jesuitas y posteriormente la torre pasó a manos privadas. Desde el siglo XIX hasta 1919 fue propiedad de la familia Ribera. Después tuvo diversos propietarios hasta que el año 1982 fue adquirida por el Ayuntamiento de Manacor. En 1925 fue declarada monumento historicoartístico nacional.

La fachada presenta un alzado de dos plantas, con un cuerpo central correspondiente a lo que era propiamente la torre. Presenta una interesante combinación de aperturas: portal de acceso de medio punto adovelado, cuatro aspilleras, dos ventanas geminadas y dos aperturas abocinadas; en el lateral izquierdo, destaca una ventana conopial. El remate ha sido restaurado y aparece conscientemente inacabado. A la izquierda del edificio había un huerto, del cual todavía quedan restos de la noria, con engranajes mecánicos; una acequia conducía el agua a un estanque que se encuentra adosado al lateral del edificio.

En el interior, el vestíbulo es de planta cuadrada y tiene cubierta de vigas sobre canecillos. A la izquierda, se abría un portal que daba acceso a la capilla. Actualmente se encuentra cegado, con dintel y frontón triangular y el escudo de los Nuniç de Santjoan. A su derecha vemos otro portal, más pequeño, y de arco de medio punto. La primera sala del ala izquierda es de grandes dimensiones, de planta rectangular y cubierta con canecillos. Accedemos a la segunda sala, que es más reducida, por un portal de dintel; tiene cubierta de bóveda de arista. A la derecha podemos ver la tercera sala, de grandes dimensiones y con cubierta de bóveda rebajada.

A la derecha del portal de acceso hay un arco diafragma redondo, que comunica con una ancha estancia rectangular, con cubierta de vigas sobre canecillos; en la parte derecha de esta sala, el muro muestra dos ventanas abocinadas. A la izquierda de esta estancia se abre un portal adintelado que comunica con una sala de planta en forma de “L”, con un arco escarzano a la derecha. A la izquierda hay un portal de dintel que comunica con el patio, que distribuye las antiguas estancias agrícolas, algunas de ellas con bóveda de cañón.

Se accede al primer piso por una escalera que parte del patio y llega a la naya o rellano que se extiende hacia la derecha. Directamente desde la escalera, por un portal de medio punto, entramos en la planta noble; a la izquierda, a partir de un arco de medio punto, está la sala principal; ambos espacios tienen cubierta de vigas sostenidas por canecillos o ménsulas y grafitis grabados o pintados en los paramentos (escudos y un hombre con una cometa, entre otros); hay también aspilleras bajas y ventanas con poyos o “festejadors”. En el mismo primer piso, a la derecha según se entra, hay también una sala producto de la ampliación del s. XV, con un portal de arco conopial en desnivel; también hay grafitis, como un barco, un candelabro y un caballo; la cubierta es de madera, restaurada, sin canecillos.