Vía Roma

Pasamos por la Rambla, denominada desde abril de 1937 Vía Roma, en reconocimiento al régimen mussoliniano. Las esculturas de los dos romanos que presiden el paseo, esculpidos por Horacio de Eguía a partir de unos originales provenientes del antiguo museo de Raixa, recuerdan este hecho.

Por otra parte, la Rambla en la obra de Georges Bernanos (París 1888-1948) titulada Les grands cimetières sous la lune, se menciona esta vía como testimonio del “último viaje” de muchos represaliados: “He visto allí bajo, en Mallorca, pasar por la Rambla camiones cargados de hombres. (…) Los arrestaban cada noche en las aldeas perdidas, a la hora en que volvían del campo; partían hacia el último viaje, con la camisa pegada a los hombros a causa del sudor, con los brazos todavía llenos del trabajo de la jornada, dejando la sopa servida sobre la mesa y una mujer que llega demasiado tarde en el umbral del jardín, muy sofocada, con el hatillo bien apretado dentro del pañuelo nuevo: ¡Adiós! ¡Recuerdos!”