Big-Data-Mallorca-Gabriel-Sampol

Gabriel Sampol, Consultor en Tecnologías de la Información.

Big Data: El universo de la información

Redacción | Palma

Cualquier dato puede considerarse parte de un universo Big Data, pero no todo conjunto de datos se puede considerar Big Data.

Es probable que muy pronto los sistemas expertos formen parte de nuestra vida cotidiana, del mismo modo que hoy casi todo el mundo sabe lo que es un procesador de texto. Los usos comerciales de la inteligencia artificial ya están muy extendidos, y la industria empieza a pensar en la utilización inteligente del ordenador en aplicaciones que van mucho más allá de la simple ayuda para escribir cartas.” Prefacio del libro Lisp. El lenguaje de la Inteligencia Artificial,l de A. A. Berk editado en 1985.

No es un error, 1985, hace 34 años, entonces ¿Qué nos hemos perdido? ¿Por qué no ha sido hasta hace unos pocos años que la Inteligencia Artificial ha cobrado un protagonismo significativo? La respuesta es sencilla: no había datos suficientes para que la Inteligencia Artificial tuviera que resolver retos importantes, retos que deslumbraran y retos que aportaran beneficios directos a las empresas. Los pocos datos que había eran simples, por distintos que fueran en su origen, o en lo que representaban, su formato era muy similar. Una foto no se consideraba un dato, ni un sonido, ni una conversación y lo más importante, los datos los generaban las propias empresas por recopilación y bajo pautas preconcebidas, por tanto, todo era muy predecible.

 

Es curioso que ahora que el dato es de una complejidad enorme, cercana a la del universo, se haya recuperado la esencia de la palabra, el dato, llevando implícito que se trata de información y que la tenemos almacenada digitalmente. Y cuando queremos hablar del universo de los datos, las dos palabras que se están utilizando son Big Data.

Pensemos en los datos de ventas de una empresa, al mínimo detalle posible, por sí solos no merecen el reconocimiento de Big Data, pero si esos datos los inyectamos en un universo en donde se encontrarán compartiendo espacio con datos demográficos, climatológicos y opiniones en redes sociales entre otros, esto ya sí puede llevar la etiqueta de Big Data.

Y es ante este universo de datos donde nos encontramos que por el volumen, complejidad y heterogeneidad de éstos, los sistemas tradicionales no son capaces ni tan siquiera de entenderlos, y mucho menos de poder obtener información de valor para la empresa que los utilice, es ante esta situación donde aparecen las herramientas que la Inteligencia Artificial nos está proponiendo, y que en el texto que he citado llamaban sistemas expertos.