big-data-mallorca-joan-sabater

Joan Sabater, director de zona en Balears de Sanitas.

Transformación digital aplicada a la medicina

Redacción | Palma

La medicina avanza cada vez más rápido, poniendo al servicio del paciente progresos y avances en tecnología. Servicios innovadores, como Blua de Sanitas, facilitan el acceso de los pacientes a los profesionales sanitarios

­La transformación digital ha creado una nueva realidad. El sector salud no queda exento de estos cambios. La medicina avanza cada vez más rápido, poniendo al servicio del paciente progresos y avances en tecnología y tratamientos. En la actualidad, se emplean técnicas de impresión 3D para tejidos u órganos, o uso de gafas virtuales para rehabilitación, todo ello proporcionando una mejora de la salud a los pacientes a través de la tecnología.

La digitalización no solo se pone al servicio del paciente para ofrecer tratamientos innovadores, si no que crea una nueva relación entre médico y paciente. A día de hoy es común encontrar pacientes digitales, que buscan solución a sus problemas de salud sin la necesidad de moverse de casa o trabajo. Se busca una gestión de la salud sencilla. De hecho, seis de cada diez españoles afirman que las tecnologías le han ayudado a mejorar o prevenir problemas de salud, según el Observatorio Nacional de las Telecomunicaciones y la SI (ONTSI). Este escenario, obliga al médico a adaptarse a esta realidad para aprovechar las ventajas que ofrece la digitalización.

Las soluciones digitales como, por ejemplo, la videoconsulta de Blua de Sanitas, destacan en este ámbito. El objetivo es facilitar el acceso de los pacientes a los profesionales sanitarios. A través de un canal de consultas online, los pacientes pueden conectarse mediante su teléfono móvil con su doctor y, usando el vídeo, mensaje o chat, trasladar sus dudas a su médico habitual.

Aumentan las consultas médicas digitales

Las consultas médicas a través de estos dispositivos son cada vez más habituales, están en pleno auge y experimentan crecimientos exponenciales. De hecho, en 2018 las consultas digitales supusieron casi un 10% del total de consultas médicas realizadas por médicos de Sanitas. En la actualidad, 1.700 profesionales de más de 30 especialidades ya conectan con sus pacientes a través de videoconsulta, y nuestro objetivo es que sean 2.500 a final de año. Para impulsar este crecimiento, más de 160 médicos de Sanitas han elaborado una guía detallada que establece en qué situaciones se recomienda el uso de la videoconsulta en cada especialidad, lo que está contribuyendo sin duda a incorporarla en el día a día de los profesionales.

«Es común encontrar pacientes digitales, que buscan solución a sus problemas de salud sin la necesidad de moverse de casa o trabajo»

Además, en un contexto en el que el paciente se responsabiliza cada vez más de la gestión de su salud y apuesta por la prevención, las nuevas soluciones digitales facilitan también la posibilidad de llevar unos hábitos de vida saludable. Ya no existen excusas para no cuidarse. Sanitas pone a disposición de sus clientes programas digitales personalizados en campos como la nutrición, el entrenamiento personal, el embarazo, o la salud infantil a través de teléfono, chat, o videoconsulta.

Además de mejorar en servicios. Las nuevas tecnologías como el big data o el blockchain, permiten optimizar los recursos de gestión en salud. En la actualidad, apostamos por un proceso de transformación digital imparable, de hecho, casi el 60% de nuestros asegurados son digitales. Es decir, se relacionan mayoritariamente con la compañía a través de canales digitales gracias a que el 100% del customer journey se encuentra digitalizado.

Y en este proceso de digitalización en el que está inmersa Sanitas también encontramos plataformas como Salud Conectada, un ejemplo de que ya se están aplicando estas técnicas disruptivas. A través del uso de wearables, el portal recoge información y hábitos del paciente. Estos datos se comparten con su médico, y le permite hacer un seguimiento más cercano. Con esto, ya es posible administrar servicios y cuidados propios de las infraestructuras sanitarias, fuera de ellas.

El futuro de la medicina está muy cerca y este pasa, irremediablemente, por la transformación digital. El sector de la salud se encuentra en constante evolución y se mueve con las necesidades del cliente para incluir nuevas iniciativas digitales en los servicios médicos. Las estructuras flexibles, el acercamiento médico-paciente y las mejoras en accesibilidad son solo una pequeña muestra de lo que está por venir gracias a la medicina disruptiva.