Museo_juguete

Comprometidos con la sostenibilidad

Redacción

Trata de ser un referente en sostenibilidad y liderar el posicionamiento de Mallorca como isla con el modelo de economía circular más desarrollado del mundo

Tirme entiende la Responsabilidad Social como el compromiso ético que asume desde el inicio para constituir una empresa sostenible en el largo plazo, rentable, respetuosa con el entorno y que busca satisfacer de forma equilibrada las expectativas y necesidades de todos los grupos de interés (la ciudadanía, el Consell y los ayuntamientos de Mallorca, el consejo de administración, el equipo humano, los proveedores y la aociedad en general). En definitiva, la organización pretende ser sostenible, esto es, ambientalmente avanzada, socialmente aceptada y económicamente viable.

En 1992 se produjo la firma del contrato de concesión entre el Consell de Mallorca y Tirme para gestionar los residuos urbanos y asimilables de Mallorca. Esta colaboración público/privada, y la consecuente implantación del modelo de gestión de residuos, ha permito a Mallorca pasar de un 100% a un 0% de vertido, con unos niveles de valorización material cercanos al 40%. Además, ese servicio que da Tirme y que ha contribuido a conseguir esos objetivos, funciona 365 días al año, 24 horas cada día.

¿Cómo aborda TIRME su Responsabilidad Social?
La misión de Tirme es una clara declaración de intenciones y compromiso con la sostenibilidad. Esa misión consiste en la gestión de residuos de una manera sostenible, transformándolos en recursos que generen valor y repercutan en una mayor calidad de vida de los ciudadanos y visitantes de Mallorca, a través de un tratamiento medioambiental óptimo, en eficiencia y en costes.

Según la visión, Tirme trata de ser un referente en sostenibilidad y liderar el posicionamiento de Mallorca como isla con el modelo de economía circular más desarrollado del mundo. Y todo ello, con los valores que identifican a la empresa: respeto a las personas y al medio ambiente, excelencia, honestidad y transparencia, trabajo en equipo e innovación.

No hay que olvidarse de que la materia prima que vende la isla es el medio ambiente (aire y aguas limpias, paisaje, territorio, etc.) y uno de los aspectos que mayor incidencia tiene sobre el medio ambiente es precisamente la gestión de los residuos. Invertir en ello es primordial por razones ambientales, de salud y de soporte a nuestra actividad económica y tejido empresarial. Es fundamental tener presente este contexto para poder plantear una estrategia de negocio que sea compatible con el desarrollo de nuestro entorno, asegurando a su vez la rentabilidad y futuro de la empresa.

¿Cual es el resultado?
El modelo implantado en Mallorca se ha convertido en un elemento diferenciador que la hace destacar positivamente frente a otros destinos turísticos con los que compite. Si lo comparamos con otros modelos europeos, nos encontramos en una situación similar a la alcanzada por aquellos países con estrategias de gestión de residuos más avanzadas (Alemania, Dinamarca, Luxemburgo, etc.). Para ello, TIRME ha impulsado una serie de actuaciones que constituyen verdaderos hitos en su trayectoria empresarial:

• Apuesta por el cierre de los vertederos de la isla de Mallorca, por el máximo aprovechamiento de los residuos como un recurso, material y energético, y por la recuperación de espacios degradados.

• Búsqueda de alianzas locales, iniciadas a través de convenios, algunos de ellos mantenidos en el tiempo, como por ejemplo el establecido con la Universitat de les Illes Balears, para llevar a cabo actuaciones conjuntas en I+D+i, fomento de la ocupación y formación, o el firmado con la Fundació Deixalles para el desarrollo de proyectos de acción social

• Participación activa en diferentes foros y/o asociaciones de carácter local, regional, nacional e internacional.

• Impulso a las actividades de divulgación, sensibilización, concienciación y educación ambiental tanto a nivel interno (cursos, charlas, etc.) como externo (a través de las visitas de la ciudadanía al Centro de Información y Educación ambiental, mediante la participación en congresos y foros sectoriales, etc.)

• Implantación de un modelo de gestión de calidad, integrado con la vertiente medioambiental, de seguridad y salud, de conciliación de la vida familiar y laboral y de responsabilidad social empresarial

• Introducción de mejoras cuantificables para la reducción de los impactos ambientales de nuestras actividades, actuaciones siempre basadas en un estudio detallado del entorno en el que se desarrollan los proyectos, de su situación inicial (punto cero) y de su evolución en el tiempo

• Pionera en la aplicación de un Plan de Igualdad y en la gestión de la diversidad, superando las exigencias legales al respecto.

Como consecuencia de todo ello, en el año 2011 TIRME se certificó en el sistema de gestión de la responsabilidad social según la norma RS-10. TIRME fue la primera organización en obtenerla en nuestra comunidad autónoma y la octava a nivel nacional.

El compromiso de TIRME

¿Cómo afecta todo esto a las Personas de la Organización como grupo de interés?
La Política Integrada de TIRME reconoce el valor de las personas, como grupo de interés de alta relevancia, y pone de manifiesto el compromiso de mejora de la gestión de los recursos humanos. Para ello disponemos de un sistema de gestión certificado que aglutina los procesos, políticas y objetivos relacionados con la: i) incorporación de las personas a un puesto de trabajo (incluye las etapas de selección, contratación y acogida) y ii) desarrollo de las personas en la organización, que engloba la formación y capacitación, participación y trabajo en equipo, comunicación interna, promoción y recompensa.

La certificación según el modelo de empresa familiarmente responsable (EFR) en el año 2008 supuso un avance importante en este ámbito, especialmente en la aplicación de políticas de conciliación de la vida personal, familiar y laboral y el desarrollo de planes de igualdad de oportunidades. La implantación del sistema de gestión de la seguridad y salud en el trabajo según la norma OHSAS 18001:2007 y su certificación en el año 2009 nos ha permitido a su vez afianzar en la cultura de la organización los principios y valores de la prevención de riesgos laborales.

Para asegurarse de que esta cultura corporativa es correctamente desarrollada por el personal de la organización, con un comportamiento responsable, solidario y transparente en todo momento, existe un código ético de obligado cumplimiento. La responsabilidad del control y seguimiento del mismo recae sobre el Compliance Officer como ente delegado del Consejo de Administración.

¿Cómo aplica el personal de TIRME esta política de responsabilidad y alto compromiso ético, social y laboral?
• Gestionando los recursos económicos de forma eficiente con criterios de rentabilidad y de creación de valor

• Ofreciendo servicios de máxima calidad desarrollados con estilo propio

• Aplicando las medidas necesarias para garantizar la seguridad y la salud en todos los puestos de trabajo

• Incorporando el principio de prevención de la contaminación en las actividades que desarrollamos

• Estableciendo los canales pertinentes para asegurar un diálogo fluido entre la empresa y todos los grupos de interés, manteniendo en todo momento una relación de transparencia, honestidad y colaboración y transmitiendo información rigurosa sobre las actividades y servicios

• Considerando las aportaciones del cliente como fuente de mejora continua y garantizando la debida confidencialidad y respeto a la privacidad de sus datos

• Implicándonos con el tejido social y colaborando en su desarrollo, fomentando la conciliación en todos sus ámbitos

¿Cuáles son los compromisos de acción social en TIRME?
Los compromisos de TIRME con la sociedad se materializan en diferentes ámbitos: en la sensibilización ambiental de la ciudadanía; en el fomento de la integración laboral de colectivos con riesgo de exclusión social; en la realización de patrocinios en el marco de los principio de equidad y transparencia; y en acciones de voluntariado corporativo.

Como consecuencia de todo ello, TIRME realiza una serie de actividades de acción social, como retorno a la sociedad mallorquina, de las que podemos destacar:

• Colaboración en el Proyecto Coach Exit destinado a la inserción de jóvenes en riesgo de exclusión social.

• Fomento de la visitas del Centro de Información y Educación Ambiental utilizando las instalaciones de tratamiento de residuos como herramientas de educación ambiental.

• Patrocinio de diferentes actividades de educación ambiental de la Granja Escola Jovent dirigidas a que los más jóvenes valoren la importancia del medio ambiente.

• Colaboración con la Universitat de les Illes Balears y otras universidades y centros tecnológicos en materia de I+D+i, de formación y de ocupación.

• Colaboración con Fundació Deixalles y Ilunion en la inserción sociolaboral de personas en riesgo de exclusión social.

• Patrocinio de actividades llevadas a cabo por entidades como Sonrisa Médica, Anesvad, Asociación española contra el cáncer o Fundación RANA.

• Patrocinio de proyectos de la Fundación Natura Parc en materia de educación ambiental y de cría en cautividad de una especie tan emblemática para la isla como el Milano Real.

• Patrocinio de la esquiadora paralímpica mallorquina Úrsula Pueyo por los valores de superación que representa y por la integración de la discapacidad.

• Patrocinio del único estudio demoscópico de la islas cuyo objetivo es la investigación en temas ambientales denominado Ecobarómetro.

• Contribución a la recuperación de espacios degradados como la antigua cantera de Son Nuviet que pretendemos convertir en una zona húmeda que sirva para recuperar la fauna local.

• Fomento del voluntariado corporativo con iniciativas propias o en colaboración con otras entidades como la Fundación Palma Aquarium.

• Aportaciones a asociaciones vecinales: patrocinio de los equipos de futbol base (Palmanyola, la Victoria, Son Sardina y Joventut Bunyola) y fiestas patronales de sa Garriga y Palmanyola.

• Colaboración con colegios profesionales: Col·legi Oficial de Químics de Balears y Col·legi Oficial de Metges.

• Colaboraciones con el tejido empresarial: APD (Asociación para el Progreso y Desarrollo), CAEB, Fundación Impulsa, AEVERSU, Balearst (cluster de tecnología turística)

Es también un compromiso de Tirme hacer público nuestro desempeño en RSC mediante la publicación de las memorias anuales que están disponibles en nuestra página web.

En definitiva, nuestro trabajo diario nos proporciona el atractivo de estar contribuyendo a un futuro más sostenible. Siendo conscientes que nos queda mucho por hacer y vivir, estamos empeñados en dejar a las futuras generaciones una isla más respetuosa con el medio ambiente y que se base en una economía circular.