foro-Transicon-Energetica

El foro Transición Energética es un evento sin precedentes en la isla y que sin duda será muy difícil de replicar. Autor: M. Mielniezuk

Diario de Mallorca: Fuente de energía social

Redacción | Palma

Fausto OviedoTribuna

Fausto Oviedo

Abogado, máster en Negocio Energético. Asesor delegado de la Asociación Española de Energías Renovables en Balears

Es evidente que ninguna encuesta o análisis demoscópico plantea el dilema energético ni la lucha contra el cambio climático como una de las cuestiones de principal preocupación para el ciudadano de a pie. Sin embargo, es la energía y no otra cuestión lo que concentra, a día de hoy, la atención de todos los organismos multinacionales ya sea en foros sobre política exterior y geopolítica estratégica, ya sea en materia de economía y desarrollo sostenible o bien sea sobre la preservación y la defensa ambiental.

Energía es todo o es nada. Desarrollo, bienestar, protección ambiental, economía y justicia social dependen directamente del acceso o no a la energía sostenible. Así de simple y así de básico.

En tiempos de sacar brillo a las memorias empresariales de responsabilidad social corporativa (RSC), un grupo editorial como Prensa Ibérica, ha asumido el compromiso de concienciar a particulares, entidades públicas y a las grandes, medianas y pequeñas empresas sobre una cuestión primordial: “la transición energética de Europa”.

Increíble pero cierto, un medio de comunicación, Diario de Mallorca, obligado por la actualidad rabiosa y las cuestiones de máximo interés público, en silencio, sin alardes y con extremo interés y delicadeza está aplicando medios y recursos a una cuestión aparentemente intrascendente para el ciudadano común pero de máxima importancia para la lucha contra el cambio climático, la economía sostenible y la sociedad responsable: la Energía.

Desarrollo, bienestar, protección ambiental, economía y justicia social dependen directamente del acceso o no a la energía

Según los expertos queda mucho camino ya que hoy el 82% de la energía consumida en España es combustible fósil

El pasado día tres, el Club Diario de Mallorca acogió un evento sin precedentes en la isla y que sin duda será muy difícil de replicar: el foro sobre Transición Energética. Pocas son las ocasiones en las que Balears puede y podrá recibir a un secretario de Estado de Energía como el sr. Domínguez. Pero si trascendente fue su mera presencia más lo fue su mensaje cargado de conocimiento, experiencia y sobre todo ilusión. Sí. Ilusión por un futuro mejor para todos y para nuestro planeta común. Gracias sr. Domínguez por preocuparse de todos y de todo con absoluta responsabilidad de Estado, pero sin acordarse ni acotarse al ciudadano demoscópico que ni sabe ni siente y en mi opinión ni se le espera.

Defensa ambiental y lucha contra el calentamiento global. El catedrático Mariano Marzo, en mi opinión el mejor divulgador de nuestro país sobre temas de energía y clima ilustró a todos los presentes sobre el qué, el cuándo, el cómo y el porqué de la evolución energética. En su opinión sin conocimiento no hay futuro sostenible, “sin saber científico lo que hoy es malo igual mañana será peor”. Su propuesta: estudiar, analizar, comprender y proyectar. Su mensaje: “para resolver la complejidad del dilema ambiental y energético no existe una única solución sino un compendio de posibilidades que hay que valorar con objetividad y sin populismo”. Su principal recomendación: no atender ni escuchar al sufragista demoscópico ni al político populista. Lo que está en juego es todo, la humanidad y el planeta o viceversa.

Una opción. Europa una economía electrificada. ¿Es posible? Según los expertos queda mucho camino. Hoy el 82% de la energía consumida en España es combustible fósil. Objetivo: descarbonizar nuestra sociedad integrando las energías renovables en el sistema eléctrico para después, si es factible, electrificar nuestro modelo social y productivo.

En opinión de Miguel Duvison, director general de Operación de Red Eléctrica de España, hablamos de un deseo a corto plazo poco viable. El megasistema eléctrico europeo proyectado sobre la interconexión de redes a nivel continental se debate entre teoría y realidad. Hoy sólo un 3% de la energía generada en la península es exportable al sistema plurinacional cuando los objetivos acordados establecen un porcentaje mínimo del 10%.

Persisten también las barreras tecnológicas: las Renovables no son gestionables. Según Duvison “debemos seguir trabajando en la planificación nacional de un sistema de redes de transporte inteligentes que permitan la integración de los futuros sistemas de generación renovable y simultáneamente resolver las trabas de interconexión ultranacional que impiden por ahora la consagración definitiva de una Comunidad Económica Europea que sea al tiempo una auténtica Unión de la Energía”. Sobre Balears, Duvison aseveró que: “el enlace con el sistema peninsular ha reforzado la calidad y seguridad del suministro eléctrico para las islas.”

Islas electrificadas. Según Martí Ribas, director general de Endesa en Balears, una sociedad insular basada en el consumo eléctrico es un objetivo real y realizable. Pactado el cierre de es Murterar, Ribas propugnó un sistema productivo local asentado en las energías renovables y las centrales de ciclo combinado de gas para promover un modelo regional basado en la movilidad eléctrica y la electrificación del parque industrial y residencial. En opinión del ejecutivo mallorquín “querer es poder y tras 4 años de trabajo en favor de la movilidad eléctrica el objetivo está cada vez más cerca”. Según Martí Ribas” la colaboración entre la empresa distribuidora y el Govern balear es máxima y sus frutos empiezan a ser visibles en la ansiada transición energética balear”.

Miguel Mayrata, director de Diversificación de Negocio de Redexis, planteó modelos alternativos y complementarios a un sistema aparentemente acotado de forma exclusiva a la electrificación socioeconómica. Defensor de una economía circular capaz de convertir desechos en materia prima, Mayrata reivindicó el papel del gas y del biogás en el nuevo modelo energético. En su opinión debemos aprovechar la red de transporte y canalización de gas natural existente para transportar nuevos elementos como el biogás o el hidrógeno renovable.

Según el alto ejecutivo mallorquín “el metano emitido a la atmósfera por vertederos o plantas de tratamiento de aguas fecales es mucho más nocivo que el CO2 y por ello es fundamental su tratamiento y reconversión en biogás”. Desde su posición reivindicó como “imprescindible” realizar una regulación estatal del sector del biogás de forma análoga al resto de Europa y también promover el hidrógeno como pilar fundamental del nuevo modelo energético y ambos como elementos esenciales para las políticas de movilidad sostenible”.

Transición: acción y efecto, según la RAE, de un modo de ser o estar a otro distinto. ¿Se lo pueden imaginar? Crear un nuevo modelo social y económico a través de una nueva visión de la energía, fuente y origen de todo. Responsabilidad máxima, total. Marc Pons no se arrugó. Rodeado de expertos el conseller de Energía ratificó su compromiso y su hoja de ruta:” Balears puede y debe ser paradigma internacional de la economía sostenible”. Es evidente manifestó el mandatario que “a nuestra comunidad le resta mucho camino por recorrer pero la ley balear de cambio climático es un paso firme y un compromiso definitivo por alcanzar los objetivos europeos en favor de una economía regional sostenible y descarbonizada”.

Gracias al Foro promovido por Diario de Mallorca he podido comprobar que la humanidad, a pesar de sus errores, persigue indefectiblemente un futuro justo. La sociedad actual no es la única responsable del grave problema ambiental y ecológico que nos amenaza pero si lo es de decidir, aquí y ahora, entre seguir igual o tomar decisiones que determinarán nuestro legado para las futuras generaciones. Ser responsable es pensar más allá de uno mismo, actuar por coherencia y sin buscar otro rédito que el simple deber cumplido.

Agradezco, otra vez más, a Prensa Ibérica su compromiso silente por promover el conocimiento sobre las distintas soluciones ecosociales que nos brinda el nuevo modelo energético, por hacer visible que es un reto difícil pero posible, por recordarnos que no existe un solo método ni una única verdad, por poner los medios para aprender de los que más saben y así poder concluir que todos y ninguno tienen la razón pero que todos coinciden, unánimamente, en que la energía es lo que define a la sociedad que la produce y consume, y que hoy todos podemos exigir una sociedad tan limpia como su energía.

Gracias Diario de Mallorca por pensar en lo esencial y no en la demoscopia.