Gabriele-Burgio

Gabriele Burgio, presidente de Alpitour, principal touroperador italiano.

“El turismo es un sector que no conoce la crisis, crece cada vez más”

Irene Rodríguez | Palma

Gabriele Burgio

PRESIDENTE DE ALPITOUR. Nacido en Florencia en 1954, es el presidente de Alpitour, el principal touroperador italiano. Presidió la cadena hotelera NH durante más de una década. Asegura que lo más importante para crecer es innovar y mejorar los puntos fuertes del negocio.

¿Cuál es su opinión sobre la situación del turismo a nivel mundial?

El turismo es un sector que no conoce la crisis. Estalló en los años 60 y ha seguido creciendo hasta la fecha a un ritmo cada vez mayor. La lógica, los modelos y los destinos han cambiado, pero la demanda nunca ha disminuido. Los datos del último World Tourism Barometer de la Unwto hablan de 1.400 millones de llegadas en 2018 y un crecimiento del 6%, y registra una mayor aceleración de los flujos turísticos mundiales. Ahora hablamos de overtourism para muchos destinos en riesgo ambiental y social, por ejemplo, en Venecia o en la zona de Cinque Terre. Es importante no demonizar estas cifras, pero es necesario realizar inversiones y tomar decisiones estratégicas para equilibrar los flujos. El grupo Alpitour ha hecho un buen trabajo: a finales de octubre cerraremos el ejercicio y esperamos un aumento del 10%. Hemos hecho viajar a más de un millón de italianos. España ha mostrado una desaceleración, probablemente debido al aumento de los precios. En cuanto a Balears, sigue siendo un destino fuerte a la cabeza de la lista de nuestros clientes.

¿Qué ha fallado en el modelo turístico de Thomas Cook?

No se trató de un fracaso empresarial o sistémico del turismo organizado, sino de un caso concreto, consecuencia de una situación financiera insostenible y de decisiones estratégicas insatisfactorias. Los problemas financieros se habían acumulado durante años y la deuda crecía a pesar de las inversiones. Las múltiples recapitalizaciones no lograron detener el proceso. La empresa debería haber cambiado de piel y lo ha hecho a un ritmo demasiado lento, mientras a su alrededor las fuerzas externas aceleraban el declive: las plataformas online, la subida de precios en España (uno de los principales destinos de los británicos), el debilitamiento de la libra, la contracción de las reservas de los británicos, además de la devaluación de MyTravel, con la que se había fusionado en 2017, y que por sí sola costó casi mil millones de dólares.

“Hay lugar para todos en el turismo, cada uno debe mejorar su negocio donde es fuerte”

“En Alpitour, hemos duplicado nuestra facturación en 8 años, pasando de 900 millones a 2.000 millones este año”

¿Cree que otras empresas pueden caer en el mismo error?

En todos los sectores, hay quienes saben trabajar bien y quienes no. Sólo en el último período hay muchas empresas, tanto tradicionales como online, que han cerrado. En Alemania Wave Reisen, Galavital y H&H Touristik han echado el cierre. Francia ha tenido que decir adiós a Aigle Azur. En Gran Bretaña, además de Thomas Cook, está The Holiday Place. También hay muchos ejemplos de empresas virtuosas que están implementando caminos de crecimiento y respondiendo al mercado con productos fuertes e innovadores, en línea con sus respectivos sectores de negocio. Esto es prueba de que no se trata de una crisis del modelo tradicional de la touroperación, sino de una mala gestión empresarial.

¿Cuál es la fórmula para no repetir los errores de Thomas Cook?

Lo que importa es estar siempre al día con los tiempos e innovarse, siendo siempre muy cuidadosos a la hora de tomar decisiones con retorno que hagan avanzar a la empresa. Mejor centrarse en el negocio principal y en un crecimiento orgánico interno que pueda dar un rendimiento a corto plazo. Hay lugar para todos en el turismo, cada uno debe mejorar el negocio donde es fuerte. En Alpitour, hemos duplicado nuestra facturación en 8 años, pasando de 900 millones a 2.000 millones este año.

¿Cuál es el balance de la reciente adquisición de Eden, que fue el segundo operador turístico italiano?

Con la entrada de Eden Viaggi en julio de 2018, nuestro grupo ha crecido aún más, ampliando el alcance de la oferta de viajes organizados. Ahora, el objetivo es integrar todas las áreas de nuestro negocio para poder potenciar y posicionar cada una de las marcas de nuestra empresa. Es un trabajo muy importante y delicado que nos permitirá seguir fortaleciéndonos. El balance, más de un año después de la adquisición, es positivo: a finales de octubre cerraremos el ejercicio y esperamos alcanzar los 2.000 millones, mientras realizamos operaciones de integración tanto a nivel de producto como de sistemas informaticos.

La industria del turismo está experimentando cambios importantes, como el fenómeno Airbnb. ¿Cree que hay que poner limitación al alquiler turístico? ¿Por qué?

Todos los días somos testigos de la aparición de nuevas realidades relacionadas con los servicios de transporte y turismo y es normal que las novedades vuelvan a poner en juego el equilibrio del sector y, a veces, a poner en crisis a las empresas más tradicionales. El caso de AirBnb es obvio, porque ha rediseñado la lógica de las estancias cortas y es objetivamente un método muy popular entre los viajeros. El crecimiento de los volúmenes en el sector turístico mitiga este contraste, pero aún existe una necesidad urgente de definir regulaciones que den igual competencia a los hoteleros: tanto desde el punto de vista fiscal como en lo que se refiere al seguro y la higiene del alojamiento.

¿Puede avanzarnos sobre qué tratará su intervención en el foro Turismo+ del Club Diario de Mallorca?

Hablaré de las etapas fundamentales de la historia del turismo y de Alpitour, y de cómo nuestra realidad ha crecido en los últimos 70 años: un camino lleno de innovación, pasión y profesionalidad que nos ha llevado a ser el centro turístico italiano más importante. También hablaré de nuestro crecimiento financiero y de cómo ha cambiado el modelo de negocio. Hoy, el Grupo Alpitour es un ecosistema interconectado, en el que cada área colabora con las demás para ofrecer propuestas innovadoras, flexibles y personalizadas.