foto-centro-2

Han formado a más de 2.000 profesionales del sector sanitario, con un índice de inserción laboral de un 90 por ciento de los alumnos que finalizan sus estudios en el centro.

La Escuela Universitaria ADEMA suma educación innovadora, transformación digital e investigación en salud bucodental

Redacción | Palma

Los alumnos de primer y segundo curso participarán en proyectos de investigación y trabajarán sus habilidades, aptitudes y competencias

­La Escuela Universitaria ADEMA es hoy un referente en el sector de la educación en la rama dental y sanitaria donde se imparten el Grado Universitario de Odontología, como centro adscrito a la Universidad de las Illes Balears, y diferentes titulaciones oficiales de Formación Profesional.

Más de 25 años avalan una educación de calidad e innovadora en los Ciclos de Formación Profesional de Grado Superior en Prótesis Dental, Higiene Bucodental, Dietética, y de Grado Medio de Cuidados Auxiliares de Enfermería, Farmacia y Parafarmacia.

La Escuela Universitaria de Odontología ADEMA se ha convertido en la actualidad en un referente en el sector educativo balear con un impacto sociolaboral notable. Mallorca cuenta con estudios especializados, generadores de un empleo de alta calidad docente e investigador que cuenta con una formación de máxima cualificación.

Cabe destacar que ha formado a más de 2.000 profesionales del sector sanitario durante estos 25 años, con un índice de inserción laboral de un 90 por ciento de los alumnos que finalizan sus estudios en el centro, gracias al esfuerzo del equipo docente y a más de 350 empresas colaboradoras del sector sanitario con las que tiene convenio de colaboración para la formación en centro de trabajo (FCT).

Metodología propia

Uno de los grandes desafíos de la Escuela y que mejor valoración obtiene entre docentes, investigadores y alumnado, es su metodología de educación innovadora propia de ABPI- aprendizaje basado en proyectos de investigación, personalizado y permanente, donde los alumnos son el centro. Esto les ayuda a realizar las prácticas clínicas y obtener resultados de investigación en espacios reales, desarrollando todos los conocimientos para resolver diferentes situaciones.

El Grado de Odontología se completa con 300 créditos durante cinco años, en los que los alumnos tienen la oportunidad de combinar sus clases teóricas con un gran volumen de prácticas. Según el consejero delegado de ADEMA, Diego González, “para nosotros es un aspecto clave poder contar con una Escuela de estas características en Mallorca, con un ratio alumno/profesor muy reducido, para poder ofrecer unas prácticas muy personalizadas, impartidas por un equipo docente especializado”.

Otra de las grandes bazas es su apuesta por la investigación y la internacionalización. Cuenta con una Unidad de Investigación para trabajar en nuestras propias líneas de trabajo en colaboración con la Universidad de las Islas Baleares (UIB), y con otras universidades españolas y extranjeras; y además trabaja en convenios con Universidades referentes de Europa para promocionar intercambios académicos.

Por último cabe destacar, la integración de la transformación digital en la Escuela, al inaugurar un centro de formación digital, el Aula Schmidt-ADEMA, dotado con la tecnología más vanguardista de transformación digital en el sector de Odontología del momento. Además, ha incorporado simuladores 3D de última generación para que los docentes cualificados puedan planificar tratamientos de alta complejidad; y los alumnos puedan “entrenarse y practicar” en todos los conocimientos adquiridos en las diferentes asignaturas.

Un centro a la vanguardia, con un modelo de gestión por valores, para formar profesionales exigentes y éticos donde los planes estratégicos pivotan seguridad, compromiso, honestidad, ilusión y responsabilidad social para ayudar a colectivos en situación de vulnerabilidad tanto con ONG’s locales como internacionales e instituciones pública y prestarle atención sanitaria bucodental en su Clínica Universitaria.

Inés de la Cal:
“Lo que más me gusta es el método educativo”.

M. Tsvetanova:
“Las clases permiten adquirir un alto rendimiento, aprendizaje y trato personalizado”.

David Frías:
“Es una pasada la gran vocación de la directiva y docentes por dar pasos al frente”.

N.Heredia:
“Es una pasada la aparatología digital que dispone para salir lo mejor formados.”

El alumnado de la Escuela Universitaria y de Estudios Superiores ADEMA destaca entre los puntos fuertes la metodología educativa, el horario y el número de alumnos por clase, los proyectos innovadores y la dotación de aparatología digital en 3 D vanguardista. Para el alumno, David Frías, lo que más le llamó la atención cuando llegó desde Ibiza fue el espíritu positivo’ de todo el equipo humano. “La gran vocación por parte de la directiva y los docentes para siempre dar pasos hacia adelante y que el alumnado aprenda conceptos métodos es sobresaliente”. Asimismo, coincidió con la alumna, Nuria Heredia, en destacar la dotación de nuevas tecnologías que posee. Para Heredia, “es una pasada la aparatología digital que tiene para que podamos salir bien formados y capacitados para desarrollar nuestra profesión, junto con la formación de los docentes”. Para otras alumnas como Magdalena Tsvetanova e Inés de la Cal, la metodología innovadora, la cercanía con nuestra casa y las clases reducidas son una gran baza: “El ofrecer unos planes de estudios muy buenos y un horario de tarde nos da la oportunidad de poder compaginar trabajar y estudiar, pero además las clasesreducidas nos permite adquirir un mejor rendimiento, aprendizaje y un trato personalizado” Por último, destacan el impulso que se le está dando a la investigación.