FOTO-TREN-1

Tren de Sóller: Cinco planes que no puede dejar de hacer en otoño

Redacción | Palma

­Octubre es uno de los mejores meses para viajar. No hay que soportar el calor abrasador del verano, la afluencia de turistas ha bajado considerablemente y los precios suelen sufrir un descenso considerable. Opciones, por lo tanto, hay miles pero toca centrarse en la zona norte de Mallorca, concretamente en el pueblo de Sóller. A continuación tiene 5 planes para disfrutar al máximo de este municipio en plena temporada otoñal.

Visite Sóller

Situado en la costa noroeste de la isla de Mallorca, en un valle de naranjos rodeado de montañas, Sóller es uno de los imprescindibles para visitar durante el mes de octubre. Además, las temperaturas agradables propias de este mes del año lo convierten en el destino preferido para los aficionados al excursionismo y a la naturaleza ya que se encuentra en plena Serra de Tramuntana, Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Suba al tren centenario

Otro de los planes que no puede dejar de hacer en octubre es viajar en un tren centenario. Concretamente en el tren de Sóller. La salida se efectúa desde la estación de Palma, en pleno centro de la ciudad. Subir a sus vagones (originales de la época), viajar con el traqueteo de los raíles y surcar la montaña a través de curvas, túneles y puentes es una auténtica experiencia.

Es importante recordar que hay trenes a lo largo de todo el día desde el primer trayecto desde Palma a las 10.10 horas de la mañana y el último de vuelta desde Sóller es las 18.30 horas. El precio del billete es de 25€.

Descubra el municipio

Una vez en Sóller, el tercer plan que todo visitante debe llevar a cabo, es recorrerse a conciencia las calles del municipio. El punto neurálgico es la plaza de la Constitució. Allí es de visita obligada ver el emblemático edificio modernista del Banc de Sóller y la iglesia de Sant Bartomeu así como adentrarse en la calle Lluna dónde se encuentra el museo modernista Can Prunera y la posada Can Prohom entre otras maravillas arquitectónicas.
Tampoco hay que perderse la visita a Can Mayol, que desde 1912 acoge las instalaciones del tren que une Palma y Sóller y el tranvía que conduce hasta el puerto.

Viaje en tranvía

Desde aquí ponga rumbo al 4 plan: viajar en el primer tranvía eléctrico de Mallorca. Con él se llega hasta el Port de Sóller, sumergiéndose por las estrechas calles de la ciudad y atravesando, literalmente, la plaza de la Constitució. El viaje continuará por un tramo que se abre paso entre jardines y propiedades privada hasta llegar a orillas del mar. El tranvía de Sóller se empezó a construir tras haberse inaugurado la línea de ferrocarril que unía Palma a Sóller y se inauguró 4 de octubre de 1913.

 

Embárquese hasta sa Calobra

Como colofón final, una vez en el puerto de Sóller y como prolongación al maravilloso viaje en tren y tranvía, los visitantes se embarcarán en uno de los barcos de la flota de Barcos Azules que les llevará hasta sa Calobra. Ya en sa Calobra podrán disfrutar de sus aguas cristalinas y adentrarse en el Torrent de Pareis. Si el hambre aprieta, nada mejor que saborear una de las mejores paellas de la zona en el restaurante La Calobra.

MÁS INFORMACIÓN:

Tren de Sóller
✆ 971 75 20 51 / 971 75 20 28
www.trendesoller.com
Barcos Azules
✆ 971 63 01 70
www.barcoscalobra.com