Galatzo-trail

Se celebran grandes eventos internacionales de octubre a mayo. Fotos: Aj. de Calvià

El deporte: alternativa real contra la estacionalidad turística en Calvià

Redacción | Palma

El municipio ofrece instalaciones de calidad y una interesante programación deportiva

Lindsey Appleby participó en la Challenge Peguera-Mallorca y pasó unos días de vacaciones en la localidad. Simone Meier, del club alemán LC Frauenfeld, realizó un stage de entrenamiento con su equipo en la pista de atletismo de Magaluf. La polaca Magda Laczak venció la Galatzó Trail y disfrutó del final del invierno en Calvià. Tres deportistas. Tres ejemplos. Nombres propios que visibilizan la lucha contra la estacionalidad turística en la zona.

Deporte para alargar la temporada turística

El deporte se ha convertido en la principal baza de Calvià en su objetivo de alargar la temporada turística. Cuenta de ello dan las inversiones en infraestructuras deportivas que realiza el Ajuntament para su continua mejora y el éxito de los grandes eventos internacionales que se celebran de octubre a mayo y que suponen la llegada de más de 20.000 personas anualmente. Los frutos de la estrategia se hacen notar.

La reciente remodelación de la pista de atletismo de Magaluf, calificada como de referencia para los relevos por la Federación Europea de Atletismo, ha relanzado un activo capaz de atraer a cientos de atletas. Desde su reapertura, la han pisado zapatillas inglesas, alemanas, suecas o austriacas, entre otras. Al mismo tiempo, los deportistas locales sueñan sobre su pavimento azul con ser como el calvianer Mario Mola, tricampeón del mundo de triatlón.

Las aguas de Calvià también son escenario de grandes citas.

Una amplio catálogo de deportes

La red de instalaciones deportivas municipales y privadas de Calvià, sumada a una planta hotelera moderna y variada, la convierte en un lugar preferente para la realización de training camps. De la institución pública dependen seis piscinas, siete campos de fútbol de césped artificial, un campo de rugby y cinco pabellones polideportivos. Al abanico se suman clubes de tenis y pádel, tres campos de golf y cuatro clubes náuticos gestionados por otros agentes, sin olvidar el extenso y bello entorno natural del área, destacando en este ámbito, la finca pública de Galatzó. Un amplio catálogo de deportes e infraestructuras a disposición de los turistas, que cuentan con todas las facilidades a la hora de reservarlas.

Calvià ha logrado consolidar en temporada baja una variada oferta de eventos deportivos con notable participación extranjera. Una arista de su prestigio se debe a la colaboración público-privada, y en especial a la Fundación Calvià 2004, un ente participado por la administración pública local, las asociaciones hoteleras del municipio y otros patronos que tiene como función principal la gestión de productos y servicios que mejoren la competitividad turística del municipio.

 

La Challenge Peguera Mallorca maximiza la ocupación hotelera en los estertores de la temporada turística gracias a triatletas llegados de toda Europa acompañados de sus familias. Por el mismo camino transitan la Galatzó Trail y el Half Marathon Magaluf, que en marzo y abril buscan adelantar la llegada de visitantes y el porcentaje de internacionales que las disputan aumenta cada año. La Serra de Tramuntana y el paisaje costero. La cara menos conocida y la más icónica del municipio de Ponent, de la mano por el mismo fin.

De la iniciativa privada surgen asimismo otras competiciones de diversas disciplinas que fomentan la marca Calvià Deporte. La Santa Ponça Cup reúne en Semana Santa a las mejores canteras nacionales de fútbol. El Mallorca Walking Event invita a cientos de senderistas a recorrer el municipio. El Mallorca Beach Rugby y el Beach Voley Around the World animan las playas de Magaluf y Palmanova a principios de mayo. El Mallorca Open disfruta con las mejores tenistas del circuito WTA sobre la hierba natural de Santa Ponça. El paddle surf también crece gracias a la Port Adriano SUP Race, que busca su hueco en abril a expensas de la climatología. Y el Mallorca Football Tournament congrega año tras año a más de 5.000 personas de los cuerpos de seguridad y emergencias internacionales. Las cuentas salen.

El senderismo como reclamo

La oferta alejada del centralismo del sol y playa –eso, como las bicicletas, para el verano– permite atraer un tipo de turismo que explota las otras virtudes de Calvià. Como puerta de entrada a la Serra de Tramuntana, la finca pública de Galatzó es uno de esos atractivos naturales algo más desconocidos del municipio. Sus senderos invitan a la excursión, a sumergirse en un paisaje místico con vestigios de culturas pasadas. Sus cimas, Puig des Galatzó y la Mola de s’Esclop, incitan a la aventura de coronarlas.

Calvià aúna en su diversidad todas las cualidades necesarias para ser una referencia del binomio turismo-deporte en cualquier época del año. Los frutos maduros van cayendo.