Vodafone-5G

Vodafone: ¿Está preparado el sector turístico para la llegada del 5G?

Redacción | Palma

Ha sido el primer operador, y hasta ahora el único, en lanzar una oferta comercial que incluye esta tecnología en España.

Por fin se puede decir que el 5G está aquí. Vodafone ha sido el primer operador, y hasta ahora el único, en lanzar una oferta comercial que incluye esta tecnología en España, poniéndolo en marcha en nuestro país el pasado mes de junio. Un avance que permitirá a España estar a la vanguardia de las telecomunicaciones y convertirse en uno de los primeros países en adoptar una tecnología que sin duda cambiará nuestras vidas.

El turismo es uno de los motores económicos de España y, como tal, no puede permanecer ajeno a esta revolución. No en vano, es uno de los sectores que más ha demostrado su adaptación de capacidad a las nuevas tecnologías.

La llegada de Internet y la economía colaborativa supuso toda una revolución en la gestión de los alojamientos turísticos, mientras que medidas como la supresión del roaming en la Unión Europea fueron todo un reto, sobre todo a nivel de infraestructuras, en aquellas zonas especialmente turísticas.

La llegada del 5G se presenta, por tanto, como un nuevo desafío para un mercado acostumbrado a reinventarse constantemente. Una tecnología que permitirá reducir la latencia en las comunicaciones a 1 milisegundo (frente a los 20 que otorgaba el 4G) y multiplicar por 100 el número de objetos conectados permite imaginar un sinfín de aplicaciones para el turismo. Desde vehículos autónomos que permitan hacer recorridos totalmente personalizados por las ciudades, hasta visitas virtuales por museos desde la otra punta del mundo, pasando por mejoras sustanciales en los procesos de reservas, compra de billetes, cambio de divisas o consulta de mapas.

La forma de viajar evoluciona de forma constante en un mundo en el que ya no hay distancias insalvables ni destinos inalcanzables, y en Vodafone quieren acompañar y guiar, en lo que pueden, a los profesionales del sector turístico en su proceso de transformación digital, un viaje para el que han demostrado estar sobradamente preparados, pero en el que todavía queda mucho camino por recorrer.