Fisiocoaching. Antonio Gutiérrez

C/ Bartomeu Castell, 16. Palma
971 49 01 64
Especialidades:
Recuperación integral, terapias naturales y manuales, acupuntura, osteopatía, dietética y nutrición, entrenamiento emocional y ‘coaching’.

Los músculos, esponjas emocionales

El especialista Antonio Gutiérrez explica la respuesta muscular ante las tensiones psíquicas y emocionales

Explica el fisioterapeuta Antonio Gutiérrez que nuestro cuerpo, al igual que otros elementos o materiales, se contrae con el frío y se dilata con el calor. Las contracturas musculares por frío o por humedad empezarán ahora a ser más frecuentes. La palabra ‘contraído’ toma mayor protagonismo. No solo en el ámbito sanitario sino también en las relaciones, en el área laboral e incluso mental. “Se contrae con frecuencia y es incapaz de reaccionar”, “me asusté, me contraje y no pude moverme”, son frases que se oyen con asiduidad. Ahora bien ¿qué es una contractura? Definición de contractura: Contracción continuada e involuntaria del músculo o algunas de sus fibras que aparece al realizar un esfuerzo. Es un estado anormal de contracción. Es músculo no vuele a su reposo, a la relajación después de haber hecho una actividad.

Ello conduce a una limitación de la movilidad, a una presión sobre una zona, a una disminución de circulación sanguínea, a una presión sobre una preocupación, una fijación mental, una obsesión, un miedo, etc., puede ser el desencadenante de una contractura. Muchos de los dolores musculares se producen después de una actividad mental o física, avisándonos de que algo está pasando.

También, un mecanismo de defensa

La contractura también puede ser un mecanismo de defensa de nuestro cuerpo. Se defiende contra ciertas posturas o mecanismos mentales. Una tensión psíquica continuada puede producir una contractura. Esta contractura puede producir reacciones en cadena: dolor de cabeza, náuseas dependiendo de dónde se produzca), disminución de la actividad orgánica, etc.

Podríamos decir que los músculos son esponjas emocionales, que guardan, absorben, retienen aquellas situaciones no resueltas o la falta de herramientas o estrategias para gestionar ciertos conflictos , e incluso ante la toma de decisiones. Igual que después de un enfado o discusión.

Por ello es importante hacerse las siguientes preguntas: ¿Cuándo apareció? ¿Qué estaba haciendo? ¿Qué pensamientos tenía en ese momento? ¿Qué quiero evitar? ¿Tengo excesivo control sobre las cosas? Preguntas que requieren respuestas. Y es muy posible que una vez resuelta la situación, la musculatura ceda su presión.

One thought on “Fisiocoaching. Antonio Gutiérrez

Comments are closed.